TEST: Basso Astra

Basso Astra testA la hora de elegir una bicicleta para acompañarnos en nuestras salidas, entrenamientos y pruebas son muchas las opciones que se nos vienen a la cabeza. Algunas de ellas son obvias, como modelos de grandes marcas o bicis empleadas por nuestros ídolos en competición. De todas formas, también hay otras muchas posibilidades igual de interesantes y con una dosis adicional de exclusividad que sin duda resultarán atractivas para cualquier aficionado a las dos ruedas. Éste es el caso de los productos de Basso como la Astra.

Esta bicicleta de carretera de la marca italiana reúne todo lo que cualquier usuario busca: altas prestaciones, calidad de construcción, fiabilidad y estética, con el añadido de disponer de un modelo que lo distinguirá de la mayoría de sus compañeros de ruta. Todo esto lo hemos comprobado a lo largo de los últimos meses, en los que hemos estado probando en profundidad la Basso Astra.

Cuadro de carbono

Basso Astra ItaliaPara los que aún no conozcan esta bici con frenos de disco de la firma de Treviso, les explicaremos que a finales de 2019 la Astra estrenó su quinta generación, que supuso una gran evolución respecto a versiones precedentes. Con una imagen más moderna y actual, y notables mejoras técnicas, la Astra se consolidaba así como una bicicleta de alto rendimiento apta tanto para competir como para exprimirse a fondo en la carretera.

Su cuadro monocasco de carbono está fabricado por la propia Basso en Italia con una mezcla de fibras T700 y MR60 3k Torayca de alto módulo, lo que le otorga una rigidez y resistencia excepcionales. Sus líneas suaves y sus generosos tubos son ahora más aerodinámicos que en modelos precedentes, lo que ayuda a rodar más rápido.

Como es habitual en Basso Bikes, la estética de la Astra está muy cuidada y no faltan detalles como la abrazadera integrada de la tija o el cableado interno, que la dotan de una imagen limpia y elegante. Destacar también que cuenta con componentes específicos como la tija de carbono de perfil aero y una robusta potencia con espaciadores que queda perfectamente integrada en el conjunto del cuadro.

Versiones

Basso Astra 2020La Astra está disponible en diferentes opciones. Se puede comprar el kit del cuadro (2.199 euros) y también la bicicleta completa con diferentes montajes: Campagnolo Chorus 12V Disc (4.097 €), Shimano Ultegra Disc (3.559 €), Shimano Ultegra Di2 (4.649 €), SRAM Rival 22 Disc (3.117 €) y SRAM Force Etap AXS (4.989 €).

Las ruedas de serie son unas MR Lite Disc de la propia Basso, aunque también se pueden elegir con un sobrecoste las MR 38 Disc de perfil medio (+886 €) o las DT Swiss PRC 1400 (+1.380 €), estas últimas sólo con los grupos Shimano. Mencionar además que a través de la web de Basso puedes personalizar los montajes, ya que se pueden escoger desarrollos o medidas de algunos componentes, por ejemplo.

En cuanto a las tallas, hay siete de la 45 a la 61. Y tres colores para la Astra 2021: Ice Silver (plata mate), Dark Asphalt (gris oscuro brillo) y Siena Terra (ocre mate). Sin duda, opciones para todos los gustos y ciclistas, ¿no?

Montaje a la carta

Basso Astra frameEn nuestra prueba de la Astra nosotros hemos optado por realizar un montaje a la carta con algunos de los mejores componentes y accesorios disponibles en el mercado. De esta forma, hemos podido sacar todo su jugo a la bicicleta para conocer su potencial independientemente de su equipamiento. Mencionar también que, como veréis en las fotos, el color de nuestra unidad de test es el denominado Purple Label, una opción espectacular correspondiente a la colección 2020 que desgraciadamente ya no está disponible.

Para acompañar a una bicicleta del nivel de la Astra, qué mejor que optar por componentes de primer nivel que, sin ser los tope de gama de sus respectivas marcas, son unas excelentes opciones por prestaciones y relación calidad-precio, además de contribuir a su imagen deportiva y elegante.

Basso Astra DiscEl grupo elegido ha sido el Chorus Disc mecánico, la primera opción de 12×2 velocidades de Campagnolo y una de las más equilibradas. Ergonomía, rendimiento y un amplio número de opciones son sólo algunas de las muchas virtudes de esta transmisión con frenos de disco, de la que os hablaremos en profundidad más adelante en una prueba específica.

Otro componente fundamental de cualquier bicicleta son las ruedas, en este caso las Racing Zero CMPTZN DB, el modelo de aluminio para frenos de disco más ligero de Fulcrum. Rigidez y reactividad son otras de las señas de identidad de estas ruedas, cuyas prestaciones se han visto reforzadas gracias al empleo de los nuevos neumáticos tubeless ready Pirelli P Zero Race TLR, de gran eficiencia y agarre.

Otro componente con sello italiano de nuestra Basso Astra de prueba ha sido el sillín Selle Italia Flite Boost, cuyo test publicamos recientemente y que sigue la línea del montaje, aunando deportividad, prestaciones, peso contenido y estética.

Basso Astra ruedasPara completar la bicicleta hemos optado por otros ligeros productos de fibra de carbono de primeras marcas: el confortable manillar Ritchey WCS Carbon Curve y el minimalista portabidón Zéfal Pulse L2. Ah, y no nos olvidemos de los siempre eficaces pedales Look Kéo Blade Carbon Ceramic.

En definitiva, un montaje espectacular que refuerza las cualidades de la Astra y que le permite sacar a relucir todo su potencial. Y os podemos asegurar además que este conjunto atraía además las miradas allá por donde rodábamos, algo que a la mayoría de ciclistas también le gusta.

Gran rodadora

Basso Astra pruebaLa Astra es a nuestro entender uno de los modelos más equilibrados de la colección de carretera de Basso. Está situada por debajo de la nueva y flamante Diamante SV tope de gama y de la más veterana Diamante, pero por encima de la más relajada Venta de entrada de gama. Estamos por lo tanto ante una propuesta deportiva y de elevado rendimiento, aunque de precio medio.

En nuestras muchas salidas con ella lo que creemos que más destaca desde el primer momento que montas en ella es su enorme rigidez. El cuadro de la Astra es muy solido y proporciona una excelente transferencia de la potencia de todas y cada una de nuestras pedaladas.

Ello nos invita a imprimir un fuerte ritmo y a avanzar más y más rápido. Los ciclistas potentes y rodadores serán los que saquen mayor provecho a esta virtud, especialmente en terrenos llanos y zonas en las que poder acoplarse a la bicicleta para mantener una cadencia constante y fluida.

Basso Astra carbonEsta rigidez, que notamos tanto en el triangulo trasero como en el eje frontal, también hace a la Basso Astra reactiva en cambios de ritmo y aceleraciones, momentos en los que sabemos que la bici responderá al instante ante nuestras demandas.

La robusta pipa de dirección y la eficiente horquilla contribuyen asimismo a la manejabilidad, permitiendo trazar curvas o cambios de dirección con total confianza. Así, los descensos rápidos son si cabe más divertidos y seguros con esta bicicleta en nuestras manos, más aún si disponemos de unos frenos de disco tan efectivos como los Campagnolo Chorus.

Peso y geometría

Basso Astra reviewComo contrapartida, la gran rigidez de la Astra requiere de unos gramos de más en comparación con otros modelos más livianos. Con un peso de 2,2 kilos el kit del cuadro -que incluye potencia y tija de sillín-, es obvio que no estamos ante una de las bicicletas de carretera más ligeras, aunque no se trata de una cifra excesiva teniendo en cuenta su enfoque y prestaciones generales. Además, con un montaje adecuado como el que hemos hecho, se pueden compensar de sobra estos gramos extra.

Lógicamente, en las subidas es donde más notaremos el peso de la Astra. A nuestro entender, en este terreno esta Basso está más indicada para ciclistas a los que les guste escalar sentados e imprimiendo potencia, que a los que suelen subir de pie y ‘bailando’ sobre la bici. Por lo tanto, también creemos que este modelo destacará más en ascensos tendidos y regulares que en aquellos con pendientes extremas. De todas formas no olvidéis que al final todo depende de nuestras piernas…

Basso Astra aeroLa geometría de la Astra es otro de los factores que explica su comportamiento y prestaciones. Nos ha parecido bastante compacta y deportiva, lo que refuerza su rigidez e invita a acoplarse y mantener una posición agresiva sobre ella para avanzar con velocidad. De nuestra adaptación a la bici dependerá también en gran parte el confort, ya que lógicamente al ser tan rígida la capacidad de absorción de las vibraciones que transmite el terreno no será como las de un modelo tipo endurance o granfondo, por ejemplo.

Los usuarios de mayor tamaño deberán tener cuidado de no elegir una talla demasiado pequeña, ya que debido a su corta distancia entre ejes podrían tocar en tal caso con el pie en la rueda delantera si está muy girada o en la vaina derecha trasera durante el pedaleo. Como siempre decimos, la elección de la talla de la bicicleta es muy importante para garantizar el confort y la mejor ergonomía posible.

En definitiva, si buscas una bicicleta de carretera de elevadas prestaciones, carácter deportivo, gran calidad de construcción y precio razonable, la Basso Astra es una muy buena opción. Si a todo ello le añadimos una imagen sumamente atractiva y altas dosis de exclusividad, no podemos hacer sino que recomendarla.

 VALORACIÓN

+ Positivo: Rigidez · Deportividad · Estética

– Negativo: Peso

Galería de fotos

FOTOS: Diego Sperani/Basso Bikes

 

Autor: Fran García

Compartir este artículo en
468 ad

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *