TEST: Sillín Selle Italia Flite Boost

Sillín Selle Italia Flite BoostEl Flite es una de las referencias básicas en el catálogo de Selle Italia. Con 30 años de historia a sus espaldas, este sillín ha vivido su última evolución este 2020 con la aparición de su nueva versión Boost, que sigue las últimas tendencias del mercado.

Utilizado en competición durante las últimas décadas por grandes campeones -desde Marco Pantani en los 90 a Mathieu Van der Poel en la actualidad-, el Selle Italia Flite es un modelo deportivo que no renuncia al confort. Todo ello además con una imagen actualizada mucho más moderna y atractiva que incluye el nuevo logotipo de la marca italiana.

El Flite Boost se distingue de sus predecesores por sus formas más compactas y por su menor longitud, que es ahora de 248 mm. El hecho de ser más corto permite al ciclista encontrar fácilmente una posición óptima sobre él, manteniendo una buena estabilidad y permitiendo a su vez moverse con fluidez. La libertad que proporciona al pedalear, ya que la ‘nariz’ no interfiere con los muslos en ningún momento, también nos ha agradado mucho.

Gran variedad

Sillín Selle Italia Flite Boost testComo otros muchos sillines Selle Italia, el Flite Boost está disponible en dos tallas para que todos los usuarios puedan elegir el que mejor se adapte a su morfología: S, que mide 135 mm de ancho, y L, de 145 mm. Además, se puede encontrar tanto sin agujero central como con él (versión Superflow).

Por si fuera poco, Selle Italia lo ofrece en hasta tres versiones, que se diferencian principalmente en el material de sus raíles y, por lo tanto, en su peso: Kit Carbonio (fibra de carbono), TI316 (titanio) y TM (manganeso). Con todas estas variantes, los aficionados a la bicicleta tienen a su alcance hasta doce opciones de un amplio rango de precios, algo muy de agradecer.

En nuestro caso, hemos probado la versión Flite Boost Superflow, con apertura central y raíles TI316. Con un peso de 199 gramos (en talla L) y un precio de 214,90 euros, es una de las opciones de altas prestaciones más equilibradas en nuestra opinión, ya que es más económica que la Kit Carbonio (-70 €) con apenas unos gramos más (+37 g). Asimismo, está opción es más cara que la versión TM (+85 €) pero más ligera (-34 g). Elegir una u otra será, por lo tanto, cuestión de presupuesto en gran parte.

Forma plana

Sillín Selle Italia Flite Boost SuperflowAdemás de su tamaño compacto y su gran variedad de opciones disponibles, otra de las principales características del nuevo Flite Boost es la forma plana de su superficie, como es tradicional en esta gama de Selle Italia. Siempre comentamos que los sillines son uno de los componentes cuya elección resulta más personal para cualquier ciclista y que lo que a unos les puede resultar cómodo a otros no.

En nuestro caso, pese a estar más acostumbrados a modelos un poco más redondeados, las formas del Flite Boost nos han resultado bastante confortables. La generosa apertura Superflow juega un papel muy importante en esta comodidad, ya que ayuda a aliviar la presión favoreciendo la circulación, a la vez que hace el sillín más ligero e incluso ventilado en las jornadas calurosas.

En cualquier caso, si tienes dudas sobre si la forma plana del Flite Boost te puede ir bien, te recomendamos que utilices el sistema idmatch para elegir el modelo más adecuado para tu cuerpo. Con él te será más fácil acertar y saber si el Flite Boost es tu sillín ideal o te iría mejor otro de la propia Selle Italia, como el Novus Boost Evo, SLR Boost o SP-01 Boost, por ejemplo.

Calidad y prestaciones

Sillín Selle Italia Flite Boost 2020Fabricado en Italia, el Flite Boost Superflow también presume de unos excelentes acabados y de buenos materiales. Sus bordes son bastante redondeados y, pese a no ser un sillín con demasiado acolchado, en ningún momento hemos notado molestias en este sentido durante el pedaleo.

Es un sillín firme y con una base bastante rígida para favorecer la máxima transferencia de la potencia del pedaleo y unas altas prestaciones, por lo que en nuestra opinión está especialmente indicado para salidas cortas y medias, y un uso deportivo. De todas formas, como decíamos, Selle Italia ha cuidado también el confort y ha querido hacer un producto no demasiado extremo, sin apurar con acolchados mínimos para tratar de limar hasta el último gramo y conseguir pesos de récord. El Flite Boost es, por lo tanto, un modelo bastante compensado en este sentido.

 VALORACIÓN

+ Positivo: Variedad de versiones · Compromiso deportividad/confort · Estética

– Negativo: Uso en salidas largas

Galería de fotos

FOTOS: Diego Sperani/Fran García

 

Autor: Fran García

Compartir este artículo en
468 ad

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.