TEST: Tija Cannondale SAVE Carbon

Cannondale SAVE CarbonEl confort sobre la bicicleta está muchas veces reñido con otras virtudes como la ligereza o la deportividad. No es el caso de la tija Cannondale que hemos probado. Y es que la SAVE Carbon contribuye a un rodar suave como pocos otros modelos del mercado pueden ofrecer.

Esta tija de carbono se beneficia de la tecnología SAVE de la marca estadounidense, que también podemos ver en los tirantes, vainas u horquillas de muchas de sus bicis. A grandes rasgos, ésta consiste en el empleo de una sección más aplanada en una parte del tubo que permite una cierta absorción vertical sin perjudicar la rigidez lateral.

Esto se traduce en una ligera capacidad de flexión hacia adelante y hacia atrás que reduce notablemente las vibraciones que transmite el terreno y atenúa baches e irregularidades, todo ello sin interferir o perjudicar nuestro pedaleo. Desde Cannondale se afirma que esta flexión puede llegar a los 20 mm. Difícil de medir para un ciclista sobre la bicicleta, pero en todo caso podemos asegurar que la comodidad que proporciona en este sentido es muy superior a las de una tija estándar de carbono, no hablemos ya de una de aluminio…

No hay que equivocarse y pensar que la SAVE Carbon es una suspensión al uso o esperar milagros, ya que una tija rígida no puede equipararse a otros sistemas de amortiguación, ni mucho menos. De todas formas, este modelo de Cannondale resulta un complemento perfecto para cualquier bici si queremos pedalear durante horas de la forma más cómoda posible. Obviamente, si la complementamos con un buen sillín y unos neumáticos anchos y a la presión adecuada, el efecto resulta aún mucho más satisfactorio.

Resistente y ligera

Cannondale SAVE Carbon tijaLa Cannondale SAVE Carbon está fabricada con fibra de carbono continua muy ligera, que es clave en sus prestaciones. Gracias a ella, a su laminado especial y a sus formas únicas se consigue el efecto de micro suspensión, asegurando a la vez una resistencia óptima.

De hecho, esta tija Cannondale es apta no sólo para bicicletas de carretera, sino que también para bicis de gravel y mountain bikes, lo que demuestra su durabilidad. Nosotros la hemos probado con todas ellas y aunque es sobre el asfalto donde más hemos notado sus beneficios y las diferencias con otras tijas, nos ha gustado también su confort sobre pistas y senderos de tierra.

Otro de los aspectos más remarcables de la SAVE Carbon es que se trata de una tija muy ligera: entre 183 y 216 gramos en función del tamaño elegido, cifras más que remarcables para un modelo de estas características.

Destacar también que este periférico de carbono Cannondale está disponible en numeras medidas: dos diámetros (25,4 o 27,2 mm), cuatro longitudes (300, 350, 380 y 420 mm) y sin retroceso o con un retroceso de 15 mm.

Su sistema de ajuste de la cabeza mediante dos tornillos es cómodo y efectivo, permite albergar baterías internas Shimano Di2 y es compatible con sillines con raíles de 7×7 mm y 7×9 mm. ¿Qué más se puede pedir? Poco, la verdad. Quizás que su precio, de 199,90 euros, fuera un poco más bajo, aunque estamos ante un componente de gama alta y con unas cualidades únicas, por lo que tampoco es desorbitado.

 VALORACIÓN

+ Positivo: Confort · Ligereza · Resistencia

– Negativo: Precio

Galería de fotos

 

Autor: Fran García

Compartir este artículo en
468 ad

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This