TEST: Casco Kask Valegro

INEOS Grenadiers KaskLos equipos profesionales siempre han sido un inmejorable escaparate para que las marcas mostraran sus productos y novedades a los aficionados al ciclismo. En este sentido, el INEOS Grenadiers (y anteriormente el Team Sky) ha supuesto un excelente trampolín para que Kask diera a conocer sus cascos en todo el mundo.

A lo largo de las últimas temporadas, estrellas como Chris Froome, Egan Bernal, Richard Carapaz, Bradley Wiggins, Geraint Thomas, Filippo Ganna o Tao Geoghegan Hart han brillado e incluso vencido en carreras tan importantes como el Tour de Francia, el Giro de Italia o la Vuelta a España con un casco Kask en su cabeza. Entre los modelos utilizados por el equipo británico se encuentra el Valegro.

Es cierto que este casco quizás no ha gozado de tanta popularidad ni entre los corredores del INEOS Grenadiers ni entre los aficionados a la bicicleta como otro modelos. Sin duda, el más aerodinámico Protone o incluso el Utopia han calado más hondo en los gustos de los ciclistas, pero no por ello el Valegro deja de ser un excelente producto.

Kask ValegroUna de las principales virtudes de este casco de la marca italiana es su ligereza. Con un peso a partir de sólo 180 gramos en talla S (200 g en talla M), estamos antes uno de los modelos más ligeros del mercado.

Otro de los puntos fuertes del Kask Valegro es su excelente ventilación. Con hasta 37 aperturas y numerosos canales internos, el aire circula fácilmente por dentro del casco para favorecer la transpiración y el secado del sudor.

Esto último lo hace especialmente indicado para el verano o las jornadas más calurosas del año. Eso sí, cuando bajan las temperaturas recomendamos utilizar una gorra o sotocasco con él para protegernos del frío.

El Valegro es también un casco cómodo, aunque esto siempre es algo subjetivo en este tipo de productos, y depende mucho de la forma y tamaño de la cabeza del usuario. Su bajo peso es un factor fundamental en el confort, pero también sus almohadillas, estrechas pero gruesas, y que por supuesto son antibacterianas, antiestáticas y de secado rápido. Mencionar que la almohadilla de la frente es extraíble, de forma que puedes optar por quitarla para mejorar la ventilación o dejarla puesta para asegurar una mayor comodidad.

INEOS Grenadiers Kask ValegroEl sistema de retención Octo Fit, regulable mediante la ruedecilla trasera también cumple su función perfectamente. Lo que no nos ha convencido tanto son su correas, que no permiten ajustarse en su unión debajo de la oreja. Esto hace que, dependiendo del usuario, no queden bien colocadas en este punto, generalmente muy abajo.

Tampoco nos ha gustado demasiado la correa de piel ecológica de la barbilla. Quizás Kask ha querido dar un toque exclusivo al Valegro con este detalle, pero es un tanto voluminosa y rígida en exceso (además de más pesada que una correa tradicional), y tampoco se adapta del todo bien a la forma de nuestra cabeza.

Por lo demás, el Valegro garantiza la seguridad del ciclista en caso de impacto o caída pese a que no está disponible con MIPS, una lástima. Los acabados son muy buenos, esos sí, y el diseño elegante. Se encuentra en numerosas opciones de color y tres tallas: S (50-56 cm), M (52-58 cm), L (59-62 cm).

Este casco de carretera de Kask tiene un precio de 189 euros en los acabados en brillo y de 209 € en los mate, cifras elevadas pero no excesivas para un modelo de gama alta y nivel profesional como éste.

 VALORACIÓN

+ Positivo: Ligereza · Ventilación

– Negativo: Ajuste de correas · Sin opción MIPS

Galería de fotos

 

Autor: Paco Ortiz

Compartir este artículo en
468 ad

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.