TEST: Bicicleta eléctrica Youin You-Ride Amsterdam

Youin You-Ride AmsterdamLa movilidad urbana sostenible está en auge y en ella juegan un papel muy importante las bicicletas. Sus ventajas son evidentes: son rápidas, económicas y saludables, por nombrar sólo algunos de los beneficios que conllevan.

Los puntos fuertes de las bicis se refuerzan aún más si cabe si hablamos de modelos eléctricos. Y es que las ebikes suponen una gran ayuda para movernos por la ciudad si tenemos poco tiempo, queremos recorrer mayores distancias o simplemente no queremos cansarnos tanto al pedalear.

Por ello, bicicletas como la You-Ride Amsterdam de Youin resultan especialmente prácticas en entornos urbanos a la hora de ir a trabajar, estudiar o hacer cualquier otro desplazamiento. Pero aún hay más, ya que esta ebike ofrece otra ventaja importante: es plegable. Gracias a ello podemos guardarla fácilmente en cualquier rincón de casa o transportarla en el maletero del coche, por ejemplo.

Precio imbatible

Youin You-Ride Amsterdam testLos atractivos de la You-Ride Amsterdam no quedan ahí, porque hay otro factor muy importante que juega a su favor para posicionarse como una opción muy a tener en cuenta: su precio. Por tan sólo 749 euros o incluso menos si se aprovecha alguna oferta o descuento puntual, Youin ofrece una bicicleta eléctrica plegable, algo al alcance de muy pocas marcas.

Por hacer una comparación, la referencia en el sector, Brompton, comercializa sus modelos de este tipo por entre 3.500 y 3.800 euros, lo que supone hasta cinco veces más que la You-Ride Amsterdam.

Youin You-Ride Amsterdam pruebaEvidentemente, las ebikes plegables de Brompton son más refinadas y ligeras, pero la apuesta de Youin por un precio asequible le permite llegar a un público mucho más amplio. En cualquier caso, cada una tiene su mercado, sus puntos fuertes y flojos, como todo producto.

Es más, incluso si comparamos la You-Ride Amsterdam con algún otro rival más natural como podría ser una bicicleta eléctrica plegable de Decathlon, la Youin es más barata que su modelo más económico y tiene más autonomía a cambio solo de un poco más de peso.

Características técnicas

Youin You-Ride Amsterdam ShimanoPara que conozcáis un poco más la You-Ride Amsterdam, os diremos que dispone de ruedas de 20” y frenos de disco mecánicos. Su cambio de marchas Shimano es sencillo pero efectivo, y nos permite cambiar cómodamente entre los seis piñones traseros.

En su reciente renovación, la You-Ride Amsterdam -únicamente disponible en color negro- ha cuidado aún más su diseño con elementos como los puños del manillar y el sillín de piel sintética de color marrón, que le dan un toque elegante y clásico.

Youin You-Ride Amsterdam discSu peso es de 24,4 kilos, por lo que no es especialmente ligera. En este sentido, cabe destacar que el principal beneficio de que sea plegable es que se puede guardar en poco espacio, pero tampoco debemos pensar que la podemos llevar de la mano con nosotros sin ningún esfuerzo, evidentemente.

La carga máxima de esta ebike es de 120 kg, por lo que casi cualquier persona puede usarla. Destacar que es de talla única y que por su tamaño es especialmente adecuada para usuarios de estatura mediana o baja. Como es habitual en este tipo de modelos plegables, ciclistas de más de 1’80 m pueden encontrarla un poco pequeña.

Motor y batería

Youin You-Ride Amsterdam motorLa You-Ride Amsterdam monta el motor en el eje de la rueda trasera. Su potencia máxima es de 250 W.

Dispone de cinco niveles de asistencia que se controlan fácil y cómodamente a través de la pantalla colocada en el manillar. Como todas las bicicletas de pedaleo asistido, el motor eléctrico de la You-Ride Amsterdam ayuda hasta una velocidad máxima de 25 km/h, momento en el que corta.

En cuanto a la batería, su capacidad es de 10000 mAh/36V. Esto proporciona una autonomía de hasta 45 kilómetros, aproximadamente. De todas formas, como siempre comentamos al hablar de este aspecto en una ebike, dependerá mucho de factores como el nivel de asistencia empleado, el terreno por el que rodemos o el propio peso del ciclista.

Youin You-Ride Amsterdam bateria extraibleLa batería, que está colocada en la parte trasera del tubo vertical, es extraíble. Para ello, tan sólo tienes que poner la llave del sistema en la posición indicada, subir el asiento gracias a su palanca integrada y sacarla.

Esto resulta especialmente práctico a la hora de recargarla -en unas 5 horas aproximadamente-, ya que podemos hacerlo tanto sobre la propia bici como fuera de ella. De esta forma, si por ejemplo vas al trabajo y al llegar se agota la batería, puedes cargarla fácilmente sin tener que llevar la bici entera contigo.

Plegable

Youin You-Ride Amsterdam plegableComo hemos explicado, son muchas las virtudes de la Youin You-Ride Amsterdam, algo que también hemos comprobado estas últimas semanas mientras la hemos usado en nuestra ciudad.

Para empezar, se puede plegar y desplegar rápidamente. Una vez nos acostumbremos a ello podremos realizar estas operaciones en menos de un minuto, ya que son muy sencillas.

Para plegarla se baja el manillar y el sillín al máximo, se dobla el manillar, luego el cuadro por la mitad y finalmente se pliegan los pedales. El tamaño resultante es bastante compacto: poco más de 80 cm de longitud plegada por unos 150 cm de largo desplegada.

Una vez desplegada y ajustada la altura de manillar y tija en función del usuario, ya está lista para ser usada. Tan solo hay que girar la llave del motor, encender la pantalla, elegir el nivel de asistencia y a pedalear.

En marcha

Youin You-Ride Amsterdam displayLos que no estén acostumbrados a usar este tipo de bicis se sentirán un poco extraños al principio, pero rápidamente uno se acostumbra a ella. Manillar estrecho, ruedas pequeñas, peso elevado, centro de gravedad bajo y una geometría muy diferente a una bicicleta de carretera o mountain bike hacen que se maneje de forma distinta a ellas, pero tampoco es difícil ni mucho menos.

El display del manillar nos ha resultado muy práctico no sólo para subir o bajar la ayuda del motor, sino que también para ver el nivel de carga de la batería o los kilómetros recorridos. Asimismo, con los botones del mando se pueden encender y apagar las luces delantera y trasera, lo que es de gran ayuda para ser visibles y rodar con mayor seguridad en el tráfico urbano.

Youin You-Ride Amsterdam reviewOtros detalles prácticos de esta ebike de ciudad son sus guardabarros, que nos protegen de salpicaduras y suciedad; el protector de cadena, que evita que nos manchemos el pantalón; la parrilla trasera, que permite transportar algún objeto atado a ella; o el propio timbre integrado, para avisar a otros usuarios de la vía de nuestra presencia.

Como decíamos, la Amsterdam dispone de cinco modos de asistencia. El más bajo casi no lo hemos utilizado en nuestras salidas con ella, ya que es poco perceptible, pero a partir del segundo la ayuda es notable. Gracias a ello podemos rodar con comodidad incluso por pendientes pronunciadas.

La autonomía de la batería, sin ser excesivamente alta, es suficiente para movernos por las calles de nuestra ciudad sin miedo a que se agote. Para ello hay que vigilar bien el nivel de carga en la pantalla del manillar, ya que sin la asistencia del motor la resistencia a la pedalada es mayor que en una bici normal y nos hace más difícil avanzar.

Conclusión

Youin You-Ride Amsterdam ebikeEn definitiva, la Youin You-Ride Amsterdam es una ebike muy económica y práctica para moverse por la ciudad sin esfuerzo. Evidentemente, estamos ante un modelo sencillo con componentes básicos, pero que cumple su función, que es lo que buscan sus clientes potenciales.

Por último, mencionar que la bicicleta eléctrica You-Ride Amsterdam se puede comprar directamente en la web de Youin, así como a través de algunas tiendas de tecnología. Además, la firma española colabora con la ONG Bicicletas sin Fronteras y el 1% de su precio se destina a proyectos educativos en Senegal.

 VALORACIÓN

+ Positivo: Precio · Capacidad de plegado · Batería extraíble

– Negativo: Peso · Resistencia a la pedalada · Autonomía limitada

Galería de fotos

FOTOS: Diego Sperani

 

Autor: Fran García

Compartir este artículo en
468 ad

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *