TEST: Manillar FSA Extra Light

FSA Extra Light New Ergo Full CarbonLos locos por el peso que calculan todos y cada uno de los gramos de los componentes de su bicicleta deben prestar mucha atención al manillar que acabamos de probar: el FSA Extra Light New Ergo Full Carbon. Y es que este modelo de la marca italiana, con sólo 167 g, es sin duda una de las opciones más ligeras que podemos encontrar en el mercado.

FSA ha logrado un peso tan reducido gracias a la estudiada construcción monocasco del Extra Light, fabricado completamente en fibra de carbono de alto módulo. El empleo de moldes internos y externos, y la disposición de las fibras han permitido optimizar al máximo el grosor de las paredes de este manillar, limando así muchos gramos innecesarios y asegurando su fiabilidad.

Obviamente, la ligereza es la cualidad más llamativa del FSA Extra Light, pero no la única ni mucho menos. Y es que en las muchas salidas que hemos hecho con él hemos podido comprobar que, además de liviano, es un modelo con una notable rigidez, ya que no hemos notado ninguna flexión remarcable al sprintar o al mover la bicicleta de lado a lado en las rampas más empinadas, por ejemplo.

FSA Extra Light New ErgoOtro de los aspectos que más nos ha gustado de él ha sido su confort. No sólo por la capacidad de absorción de las vibraciones del carbono, algo que FSA también ha tenido en cuenta al diseñar el laminado de las fibras, sino que también por su ergonomía.

El Extra Light New Ergo Full Carbon tiene una caída de 80 mm y un alcance de 150 mm, cifras moderadas para lograr una buena manejabilidad. Gracias a ello, es fácil y rápido acceder a las manetas de cambio y freno con las manos en cualquier posición. Arriba el tubo no es excesivamente grueso y la curvatura progresiva nos permite agarrar el manillar con total comodidad y seguridad en diversos lugares. Por lo tanto, el control está garantizado en todo momento, ya sea tanto si rodamos a altas velocidades en descensos como más lentos en cambios de ritmos bruscos.

FSA Extra LightCabe comentar que FSA ofrece dos versiones del manillar Extra Light. Además de la New Ergo que hemos probado, hay otra, la Compact, con una caída menor de sólo 125 mm, manteniéndose el avance (80 mm) y con un peso casi idéntico (169 g). Cada ciclista puede tener sus preferencias y lógicamente el tamaño de las manos de cada uno puede condicionar que se sienta más cómodo con un perfil u otro, aunque a nosotros nos ha gustado más el New Ergo al tener una curva no tan cerrada.

El FSA Extra Light New Ergo Full Carbon está disponible en tres medidas (40, 42 y 44 centímetros) y es compatible con potencias con abrazaderas de 31,8 mm de diámetro. El precio de este excelente manillar de gama alta es de 319 euros (tanto la versión New Ergo como la Compact).

 VALORACIÓN

+ Positivo: Ligereza · Comodidad · Control

– Negativo: Precio

 

Autor: Fran García

Compartir en
468 ad

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This