TEST: Pedales Look Kéo Blade Carbon

Look Kéo Blade Carbon pedalesLook es probablemente la referencia indiscutible en cuanto a pedales de carretera se refiere. Los Kéo Blade Carbon se sitúan en lo más alto de su completa colección, en la que son el modelo de mayores prestaciones. Para seguir reinando también en el sector, la marca francesa los ha actualizado de cara a esta temporada con diversas mejoras, que si bien son sutiles, no hacen sino reforzar su posicionamiento.

Hace un par de años ya probamos la versión anterior de los Look Kéo Blade Carbon. En aquel tests os hablamos de sus muchas cualidades, como su ligereza, rigidez, fiabilidad o aerodinámica. En esta nueva evolución se mantienen todas estas cualidades, aunque mejora si cabe su fluidez y durabilidad.

Para ello Look ha optimizado al máximo el eje, rediseñándolo por completo. Ahora el eje sobredimensionado incorpora un rodamiento de bolas internamente y un casquillo de agujas en posición central bajo la superficie de apoyo.

Según la firma gala, esta nueva construcción permite al ciclista ganar cerca de 2 vatios a 100 revoluciones por minuto. Se trata de una mejora mínima sobre un modelo ya de por sí excelente, aunque cualquier incremento de prestaciones siempre es bienvenido. Seremos sinceros, dudamos que incluso usuarios avanzados puedan notar la diferencia respecto al modelo anterior, nosotros no lo hemos hecho, aunque, como hemos dicho, toda optimización es siempre de agradecer.

Por otra parte, en los nuevos Look Kéo Blade Carbon la distancia entre el rodamiento de bolas y el casquillo de agujas ha crecido un 25%, lo que aporta mayor rigidez al eje y por lo tanto mejora la transmisión de la potencia. Otra mejora sutil pero que suma al conjunto.

Todavía en el eje, Look ha perfeccionado su estanquidad, un 120% concretamente según afirma la compañía francesa. Para lograrlo, el extremo exterior cuenta con un nuevo tapón con una junta tórica, mientras que en el interior dispone de una junta de doble labio. Gracias a ello, la fiabilidad, resistencia y durabilidad de los Kéo Blade Carbon queda reforzada. Debemos confesar que somos usuarios asiduos de pedales Look y que hasta la fecha no hemos tenido problemas de este tipo, aunque ahora parece que incluso podemos estar más tranquilos en este sentido.

Leves retoques

Look Kéo Blade Carbon newPor lo demás, los Look Kéo Blade Carbon son prácticamente iguales a los anteriores. Nosotros hemos probado concretamente su versión con eje de acero chromoly, que es la más equilibrada de las tres. Cuesta 159,90 €, 100 euros menos que la de eje de titanio (Kéo Blade Carbon Ti), que como contrapartida pesa 15 gramos menos por pedal.

Su gran superficie de apoyo, que aporta estabilidad y garantiza la transferencia de potencia durante el pedaleo, sigue siendo de 700 mm², aunque ahora es 3 mm más ancha hasta llegar a los 67 mm.

El peso de los Kéo Blade Carbon también es el mismo: 110 gramos por pedal. De igual manera, Look sigue ofreciendo estos pedales con láminas de carbono de tres niveles de tensión de descalzado: 12, 16 y 20. Vienen equipados con las de 12, pero también incluyen las de 16 por si quieres cambiarlas para que la acción de calzado y descalzado sea más dura. La integración de la lámina con el cuerpo del pedal proporciona una buena aerodinámica, como hasta ahora.

En definitiva, los Look Kéo Blade Carbon son unos pedales de carretera con una excelente construcción y calidad de materiales, ofrecen altas prestaciones y tienen un precio razonable. ¿Qué más se puede pedir?

 VALORACIÓN

+ Positivo: Eje mejorado · Transferencia de potencia · Durabilidad

– Negativo: Pocas novedades

Galería de fotos

Fotos: Diego Sperani/Look

 

Autor: Paco Ortiz

Compartir este artículo en
468 ad

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This