TEST: Sillín Selle Italia SLR Boost

Selle Italia SLR Boost Kit Carbonio SuperflowLos sillines SLR son una de las principales referencias del catálogo de Selle Italia. Esta ya mítica gama de sillines de carretera, una de las más empleadas en competición, ha recibido esta temporada una nueva versión, la Boost, que se caracteriza por su longitud reducida.

Con sólo 248 milímetros, 27 mm menos que los SLR estándar, este modelo sigue la tendencia actual de otros sillines cortos, muy populares en el triatlón, por ejemplo, y que cada vez ganan más adeptos en la carretera. De hecho, Selle Italia ha creado la versión Boost de varios de sus modelos, como el SP-01 y el Novus, que también hemos probado en TopBici.

Para conocer un poco más sobre el SLR Boost hemos querido probar su versión tope de gama, la Kit Carbonio Superflow. Esta variante cuenta con raíles ovalados (7×9 mm) Carbon/Keramic, es decir, de fibra de carbono con revestimiento cerámico, lo que les otorga una gran ligereza, rigidez y resistencia. Cabe mencionar que la marca italiana ofrece el SLR Boost en versiones más económicas (y lógicamente más pesadas) que se diferencian básicamente en el material empleado en sus raíles.

Selle Italia SLR Boost Kit CarbonioAdemás, este modelo de Selle Italia también se puede encontrar con agujero central (Superflow) o sin él. Por si fuera poco, cada una de las versiones está en dos tallas: S, de 130 mm de anchura, y L, de 145 mm.

Lo primero que debemos comentar sobre el SLR Boost es que, pese a ser más corto, las sensaciones sobre él son muy parecidas a las de versiones anteriores. Como usuarios habituales de diferentes modelos SLR en estos últimos años podemos afirmar que el cambio en cuanto a medidas no es radical y que se notó bastante más cuando Selle Italia modificó previamente las formas más redondeadas de este sillín por otras más planas.

La menor longitud del SLR Boost podría ser un hándicap, por ejemplo, sobre una mountain bike en subidas pronunciadas en las que debes apoyarte más sobre la punta para buscar tracción. De todas formas, este modelo está orientado a la carretera, donde no afrontamos situaciones de este tipo, por lo que no echaremos de menos esos milímetros de más en el sillín.

Selle Italia SLR Boost SuperflowUna de las principales virtudes del SLR Boost Kit Carbonio Superflow es su ligereza. Con un peso de sólo 122 gramos en talla S (la L pesa 129 g, mientras que las variantes sin agujero pesan 10 g más), estamos ante uno de los sillines más ligeros del mercado de estas características.

Pese a ser un modelo tan liviano, Selle Italia ha logrado un producto que es también muy rígido y no flexa cuando pedaleamos con fuerza sobre él en sprints o cambios de ritmo. Gracias a su base, compuesta en un 30% por carbono y en un 70% por nailon, y a sus raíles de carbono, el SLR Boost Kit Carbonio Superflow ofrece una superficie estable sobre la que imprimir un alto ritmo sin temor a perder potencia con cada pedalada.

La deportividad del Selle Italia SLR Boost está fuera de toda duda, lo cual no significa que este sillín no presuma de otras virtudes como la comodidad, otro de sus puntos fuertes. En este aspecto es fundamental la gran apertura central Superflow, que reduce considerablemente la presión en esta zona, lo que es especialmente notable cuando hacemos salidas largas en bicicleta.

Selle Italia SLR Boost carbonSu superficie es bastante plana, aunque cuenta con una ligera elevación en la parte posterior para hacerla más ergonómica. Está recubierta de microfibra Fibra-Tek, muy resistente y con un gran aspecto. Sin ser demasiado acolchado, como es normal en sillines de carretera tan deportivos como éste, su revestimiento contribuye al confort general del SLR Boost. Y es que modelos como éste son un buen ejemplo de que los sillines ‘duros’ pueden ser también muy cómodos.

El único punto negativo que podemos ponerle al Selle Italia SLR Boost Kit Carbonio Superflow es su precio, de 299,90 euros (la versión sin canal central cuesta 50 € menos). Nos ha gustado mucho y es cierto que se trata de un sillín de altas prestaciones con los mejores materiales y tecnologías, pero su tarifa es ligeramente elevada y hace de él un producto al alcance de pocos bolsillos. ¡Todos los ciclistas deberían poder disfrutar de sillines tan buenos como éste!

 VALORACIÓN

+ Positivo: Deportividad · Confort · Ligereza

– Negativo: Precio

 

Autor: Josh Biciclinic

Compartir este artículo en
468 ad

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This