TEST: Casco Kask Protone Icon

Kask Protone Icon testEl Kask Protone Icon es uno de los cascos más deseados por los ciclistas de carretera. Popularizado por los corredores del Team Sky/INEOS Grenadiers, que lo han llevado en innumerables victorias a lo largo de las últimas temporadas, este modelo ha conquistado a infinidad de aficionados a la bicicleta, que lo han convertido en el producto estrella de la marca italiana.

El Protone nació en 2015 y su éxito ha sido tal que desde entonces ha sufrido muy pocos cambios. En 2022, Kask renovó ligeramente este casco -renombrándolo como Protone Icon– con diversas mejoras técnicas que repercutían en una mayor seguridad, comodidad y rendimiento. Eso sí, su inconfundible estética permaneció prácticamente inalterada.

Kask Protone Icon coloresLo que sí que ha hecho Kask para mantener al día este modelo a lo largo de los años ha sido introducir nuevos colores y decoraciones. Por ejemplo, esta pasada temporada 2023 la firma de Chiuduno (Bérgamo, Lombardía) ha añadido cuatro acabados inspirados en espacios naturales del planeta: Lavender, Tangerine, Forest Green y Sahara, todos en mate.

Con ellos son nada más y nada menos que 14 las variantes de color del Kask Protone Icon. Esto lo convierte en uno de los cascos de ciclismo con más opciones del mercado, por lo que cualquier usuario encontrará uno a su gusto o que encaje con las tonalidades de su equipación o bicicleta, por ejemplo.

Estética y prestaciones

Kask Protone Icon pruebaNosotros hemos probado en concreto la versión Tangerine, que luce un color naranja muy visible, pero a la vez más discreto que los tipo neón con acabado brillante. Cabe destacar que estos cuatro nuevos colores mate encajan muy bien con un uso más off-road (gravel, ciclocross y mountain bike), modalidades para las que el Protone Icon también es apto, aunque la carretera es sin duda su escenario predilecto.

Como hemos dicho, la estética es uno de los grandes fuertes de este casco y, sea cual sea el color elegido, su imagen nos parece muy atractiva. Y es que el Protone Icon es deportivo y agresivo sin perder la elegancia y la clase. Además, su perfil se ajusta perfectamente al contorno de la cabeza sin ser demasiado abultado, todo lo contrario diríamos.

Kask Protone Icon reviewObviamente, para triunfar como lo ha hecho, este Kask no sólo es bonito, sino que también ofrece unas prestaciones muy elevadas. La prueba es que lo han empleado en competición campeones de las tres grandes vueltas por etapas -Tour, Giro y Vuelta- y de los Juegos Olímpicos, entre otras muchas carreras.

En su última actualización, el Protone Icon mejoró su aerodinámica y ventilación, que ya eran de por sí muy buenas. Con los retoques que recibió en su estructura también ganó en seguridad. Además, este modelo cumple el protocolo Kask WG11, basado en la medición de la respuesta del casco al impacto giratorio, lo que es toda una garantía.

En cuanto al confort, también nos ha gustado mucho. Regulable en altura y anchura, se adapta perfectamente a la cabeza y se sujeta de forma estable gracias al sistema de regulación Octofit+. El acolchado interior de CoolMax contribuye asimismo a la comodidad general.

Protone Icon vs Elemento

Kask Protone Icon TangerineHasta la llegada del revolucionario Elemento el año pasado -que en TopBici probamos en primicia para España-, el Protone Icon era el casco tope de gama de Kask (con el permiso del Wasabi, un poco más caro -300 €- pero meno popular). Ahora, con un precio de 275 euros, el Protone Icon es 100 € más económico que el Elemento y se sitúa un escalón por debajo de él.

Como os explicamos en su momento, el Elemento tiene una imagen similar al Protone, pero incorpora novedosas tecnologías (estructura Fluid Carbon 12, almohadillas 3D Multipod…) que lo hacen ligeramente superior en términos de seguridad, ventilación o aerodinámica. Como contrapartida, el Protone Icon, con un peso de 230 gramos en talla M (52-58 cm), es 30 g más ligero que el Elemento.

Kask Elemento aeroCon dos modelos de características similares, Kask contenta tanto a los ciclistas que buscan lo más exclusivo y evolucionado en cuanto a rendimiento, que optarán por el Elemento, como a los que también quieren un casco de excelentes prestaciones y estética atractiva pero a un precio no tan alto, que elegirán el Protone Icon.

Es más, el elevado coste era uno de los obstáculos que impedían a muchos ciclistas hacerse con el Protone Icon, pero visto el precio del Elemento y de otros modelos rivales de gama alta (Specialized S-Works Evade 3 (290 €), POC Ventral Mips (300 €), Met Trenta 3K Carbon Mips (330 €)…), su tarifa nos parece incluso contenida.

 VALORACIÓN

+ Positivo: Estética · Prestaciones · Opciones de color

– Negativo: Precio elevado (pero no excesivo)

Galería de fotos

FOTOS: Diego Sperani y Kask

Autor: Fran García

Compartir este artículo en
468 ad

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *