TEST: Bolsa de sillín Zéfal Z Light Pack

Zefal Z Light PackSi hay una marca con una oferta amplia de bolsas de sillín para la bicicleta ésa es Zéfal. En su extensa gama encontramos propuestas de todo tipo: modelos de amplia capacidad para el bikepacking como las Z Adventure R, resistentes para las rutas más duras como las Iron Pack 2, y ligeras como las Z Light Pack.

Asimismo, la firma francesa también dispone de bolsas para el cuadro (como por ejemplo las Console Pack y las Z Adventure C), delanteras para el manillar (Handlebar 7 L y Z Adventure F10) y alforjas para portequipajes (Z Traveler, Urban Messenger, etc.). En cuestión de transporte de equipaje para el ciclista, Zéfal es sin duda una de las principales referencias del mercado.

Zefal Z Light Pack bolsaEntre todas estas opciones, una de las más básicas y a la vez más prácticas para el día a día es la Z Light Pack. Esta bolsa de sillín es ideal para el día de la mayoría de usuarios, que la pueden utilizar para llevar consigo en sus salidas y entrenamiento objetos como las llaves o el móvil, así como barritas, geles, repuestos o herramientas.

Zéfal ofrece este modelo en cuatro tamaños, por lo que cada ciclista puede elegir el más adecuado según lo que quiera o necesite llevar consigo. Éstas son las diferentes tallas y sus precios:

  • XS: 130 x 60 x 60 mm. 13,95 €
  • S: 140 x 70 x 65 mm. 15,95 €
  • M: 180 x 95 x 70 mm. 17,95 €
  • L: 220 x 95 x 90 mm. 19,95 €

Práctica y ligera

Zefal Z Light Pack cyclingNosotros hemos probado la Zéfal Z Light Pack M, que por sus medidas supone un buen compromiso entre capacidad y ligereza. Comprobado en la báscula, su peso es de sólo 78 gramos, una cifra excepcional.

En ella nos cabe por ejemplo sin problemas un smartphone, las llaves de casa, un pequeño monedero con dinero y tarjetas, un multiherramientas, una barrita energética y un gel. Como explica la propia Zéfal, también se podrían guardar dos tubos, una cámara de aire, dos desmontables y un multiherramienta (o un inflador CO2 como EZ Big Shot), por ejemplo.

Capacidad más que suficiente para casi cualquier salida de varias horas. De todas formas, si necesitas más o quieres menos, esta bolsa está en otras medidas, como comentamos.

Su fijación por correas en los raíles del sillín y la tija es un método de sujeción fácil, cómodo y rápido. Personalmente, nos gusta más que otras opciones como los anclajes de plástico duro en los raíles.

Calidad y diseño

Zefal Z Light Pack bagLa Z Light Pack está fabricada con Polyester 420 D Ripstop, un material resistente e impermeable. Además, su cierre con cremallera es estanco, por lo que nuestras pertenencias se mantendrán seguras en esta bolsa incluso en caso de lluvia. Los logos y elementos reflectantes en cada lado son otro elemento práctico que aporta visibilidad y seguridad al ciclista.

La superficie es rígida excepto en los laterales, que son blandos, así se mantiene la forma de la bolsa. Su diseño, por cierto, es discreto y elegante, a la vez que queda bien integrada tras el sillín sin abultar en exceso.

Lo cierto es que nos ha gustado mucho esta económica bolsa de sillín Zéfal Z Light Pack. Si hubiera un único aspecto a mejorar a nuestro entender sería la boca de apertura, que no se abre completamente (la cremallera no llega del todo a la parte inferior), aunque tampoco supone un problema para meter o sacar objetos de ella, ni mucho menos.

 VALORACIÓN

+ Positivo: Ligereza · Diseño · Capacidad

– Negativo: Apertura

FOTOS: Diego Sperani y Zéfal

 

Autor: Fran García

Compartir este artículo en
468 ad

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.