Movistar, con todo para destronar a Froome en el Tour de Francia

Movistar Team Tour

FOTO: Movistar Team

Esta semana arranca la 105ª edición del Tour de Francia con 3.329 kilómetros repartidos en 21 etapas que prometen espectáculo y del bueno. Como sucede casi cada temporada, la de 2018 se presume como una de las mejores rondas de los últimos años en lo referente al recorrido y a su participación.

Recorrido

Por lo que respecta al recorrido, en esta edición la Grande Boucle volverá a aumentar la distancia contra el crono a 66,5 km (35,5 km por equipos y 31 km individual), aunque su trazado será con constantes bajadas y subidas con fuertes rampas. Se ascenderán tres puertos inéditos en la carrera; la Montée du Plateu des Glières (fuera de categoría), le Col du Pré (fuera de categoría) y le Col de Portet (2ª cat.).

La 7ª será la etapa más larga con 231 km, mientras que la 17ª es una de las que más expectación despierta, al ser la más corta y tener tan sólo 65 km con tres grandes puertos de montaña: el Montée de Peyragudes (1ª cat.), el Col de Val Louron-Azet (1ª cat.) y el Col du Portet (fuera de categoría). Sólo es una lástima no haber podido disfrutar en el Tour de una etapa de estas características con un Alberto Contador en el pelotón.

Video: Le Tour De France

Participación

En cuanto a la participación, una vez más el conjunto Sky con Chris Froome a la cabeza será el enemigo a batir por el resto de aspirantes que pretenden llegar a los Campos Elíseos vestidos de amarillo. A la espera de noticias sobre cómo se resolverá el caso del británico con su positivo por salbutamol en la pasada Vuelta a España, todo indica que no habrá novedades de manera inmediata, o eso al menos es lo que opina David Lappartient, presidente de la UCI.

Al margen de esto, los equipos tomarán la salida con toda su artillería el próximo 7 de julio en Noirmoutier-en-l’Île. Sin perder de vista que este año las escuadras contarán con 8 corredores en lugar de 9 para reducir el tamaño del pelotón y los peligros que ello acarrea, la carrera verá partir a lo mejor de cada equipo en la línea de salida.

Impresiona la selección que ha hecho Movistar, con un plantel de nombres que desafía la ya rutinaria hegemonía que ha venido imponiendo Sky en los últimos años. Si se observa con detalle se podría decir que el conjunto español es incluso superior al británico. Con tres jefes de filas (Nairo Quintana, Mikel Landa y Alejandro Valverde) y casi un cuarto como pronto podrá ser el debutante Marc Soler, el equipo de Eusebio Unzué amenaza seriamente con cortar la racha victoriosa de Chris Froome.

No hay duda de que el de Nairobi parte como el favorito en la carrera una vez más, pero no es menos cierto que los hombres fuertes de Movistar cuentan con bastantes papeletas para romper ese pronóstico. No hay más que ver que la casa de apuestas BetStars coloca a dos de ellos entre los cuatro favoritos a llevarse el triunfo final en la carrera: Landa y Quintana.

Por otro lado, habrá que ver cómo reacciona el organismo de Froome en su primera temporada en la que habrá disputado Giro de Italia y Tour de Francia. Por el momento, ya ha demostrado que durante el mes de mayo y en las carreteras italianas ha podido doblegar al que hasta ese momento se presumía como su gran rival para este año, el neerlandés Tom Dumoulin. Falta saber si el de Maastricht reservaba el pico superior de su puesta a punto para la carrera francesa, aunque es cierto que el recorrido no le favorece en absoluto.

Movistar Team

Por su parte muchos están expectantes por ver cómo se organiza el potente Movistar Team en la ronda gala. Hay quien piensa que la selección ha podido poner demasiados gallos en el mismo gallinero. Por lo pronto, ya hemos escuchado en alguna ocasión a Nairo Quintana definirse como el líder del equipo en esta ronda, aunque eso no parece estar tan claro y Unzué ha insistido en que ese tema se resolverá al llegar a la montaña. De momento parece que la eficacia con la que Quintana y Landa solventen los primeros 10 días de carrera decidirá quién trabaja para quién, mientras que Alejandro Valverde irá un poco por libre para hacer de las suyas hasta que ese momento quede aclarado.

En cualquier caso, acompañados por Marc Soler y Andrei Amador en la montaña y con unos gregarios de lujo como Danielle Benatti, José Joaquín Rojas e Imanol Erviti, que además son corredores experimentados en las etapas llanas y el pavés, el potencial de Movistar provoca auténtico miedo.

Video: Movistar Team

Nairo Quitana llega este año al Tour mucho más descansado que en otras ediciones. Tras haber logrado tres podios (dos segundos y un tercero) en otras tantas participaciones en la ronda gala, el pasado año optaba por correr Giro y Tour con un resultado decepcionante en la segunda carrera. Si bien en el Giro de Italia rozó la victoria al acabar en segundo lugar y perdiendo la maglia rosa en la última etapa (contrarreloj de 29,5 km) ante un formidable Tom Dumoulin, el Tour de Francia fue casi una tortura para el colombiano. Finalizó en el puesto 12º a más de 15 minutos del vencedor Chris Froome y apenas si pudo luchar por una victoria de etapa, quedando segundo en Foix.

En esta ocasión el colombiano se ha preparado concienzudamente para el Tour y afirma llegar mucho más fresco y relajado que en ocasiones anteriores. Su gran reto será superar la primera semana (la que más teme) sin grandes sobresaltos con los abanicos y el pavés, además de no ceder demasiado tiempo en la crono por equipos.

Por su parte Mikel Landa se muestra muy ilusionado por disputar este Tour en el que parte por primera vez compartiendo liderato como jefe de filas de un equipo. El alavés afirma llegar en un buen momento de forma y muy esperanzado con la garantía que le da llevar tras de sí un equipo tan fuerte como el que presenta Movistar. Landa tiene claro que sale a por todas para llevarse el triunfo final en este Tour y no ve un problema compartir esa responsabilidad con Nairo Quintana, ya que piensa que ello puede ser una gran baza de cara a dificultar el control de la carrera por parte del resto de equipos. A sus 28 años siente que es su gran momento y está dispuesto a darlo todo por conseguir su sueño.

En cuanto a Alejandro Valverde, a sus 38 años y tras haber subido al cajón del Tour de Francia en los Campos Elíseos, tiene poco que demostrar. El murciano asistirá expectante a la lucha de sus dos compañeros por ver quien asume finalmente el papel de jefe de filas y mientras tanto intentará aprovechar las ocasiones que esto le proporcione. El Bala regresa a la carrera que hace justo un año estuvo a punto de retirarle por una gravísima caída y lo hace con la serenidad con la que siempre afronta cada desafío. Veremos qué partido puede sacarle a participar en este Tour con una escuadra en la que se puede considerar el tercer jefe de filas.

Mientras tanto, no hay que olvidar a otros corredores muy importantes que sin unos equipos tan fuertes tendrán mucho que decir en este Tour, como es el caso de los Richie Porte, Romain Bardet, Vicenzo Nibali, Adam Yates, etcétera. La cosa promete ser espectacular.

 

Autor: Redacción

Compartir este artículo en
468 ad

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This