Enric Mas, la gran esperanza del ciclismo español

Enric Mas

FOTO: Quick-Step Floors Cycling Team

Buena parte del futuro del ciclismo español pasa por las piernas de un joven mallorquín de 23 años. Hablamos de Enric Mas, que carga con la responsabilidad de ocupar el vacío que ha dejado Alberto Contador, el mismo que le sacó del anonimato señalándole como su sucesor el día que se retiró. Desconocido por muchos hasta hace unos meses, demostró su valía en las carreras de tres semanas con un segundo puesto en la última Vuelta a España.

Con sólo dos temporadas como profesional, las esperanzas ya están depositadas en el joven Mas, que no se marca retos a corto plazo. No está claro que vaya a seguir en el Quick-Step, pero si lo hace, todo apunta a que será el jefe de filas del equipo belga en el Tour de Francia de 2019.

El podio cosechado en La Vuelta ha elevado su estatus dentro de un bloque que pretende tener la próxima temporada mayor protagonismo en la carrera más importante de todas, con Mas a la cabeza. Sería su estreno en la ‘Grande Boucle’ y una primera oportunidad de probarse allí con los Chris Froome, Vicenzo Nibali, Nairo Quitana y compañía, que tomarán la salida como los grandes aspirantes a acabar al frente de la general del Tour.

Alberto Contador y Enric Mas

FOTO: Fundación contador Team

Tiene mucho camino por delante como para hacerse un nombre en el panorama internacional, pero las expectativas están por todo lo alto ante la suma de piropos que Contador le viene dedicando tiempo atrás. Lo cierto es que, pese a sus 23 primaveras, Enric Mas ha vivido una meteórica eclosión desde que fuera reclutado para la base de la fundación del corredor de Pinto, al que asombró el día que le probó junto a otras 50 promesas del ciclismo rumbo a la cima del Gavia (Italia). Contador impuso un ritmo infernal en la subida dejando tirados a todos menos a Mas, el único que le aguantó el ritmo.

A partir de ahí, ha dado pasos de gigante hasta el Quick-Step, ya que su estancia en la Fundación Contador fue fugaz. El Klein Constantia, filial del equipo WorldTour belga, no tardó en echarle el ojo y aquí ha ido desarrollándose como corredor hasta alcanzar hace dos años el primer equipo.

Mas cuenta con toda una carrera para explotar el talento que atesora y, sobre todo, para ocupar el lugar de Contador, el último gran referente español en lo que a carreras de tres semanas se refiere.

 

Autor: Redacción

Compartir este artículo en
468 ad

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This