El cicloturismo toma el Pirineo catalán

Vallter ciclismoLos tiempos cambian y las estaciones de esquí se reinventan para atraer visitantes a lo largo de todo el año, no sólo en invierno. Éste es el caso de las seis estaciones de montaña catalanas que gestiona la división de Turismo de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya: La Molina, Vall de Núria, Vallter, Boí Taüll, Espot y Port Ainé. En esta reconversión, el ciclismo juega un papel fundamental.

Y es que el objetivo de FGC es dinamizar el turismo activo en estas zonas del Pirineo catalán con una oferta lúdica los 365 días del año. Desestacionalización, descentralización y diversificación son factores básicos en esta iniciativa en la que, como decimos, el deporte de la bicicleta es una de las actividades por las que más se apuesta.

En toda Europa el cicloturismo es un sector de gran crecimiento y por ello FGC quiere promocionarlo en Cataluña a través del Plan de Desarrollo del Ciclismo 2021-2023. No hay que olvidar que además la bici está relacionada con otros valores como la sostenibilidad o la salud, algo en lo que también hacen hincapié las estaciones de esquí pirenaicas de Lleida y Girona.

Rutas, carreras y marchas

Port Aine cronoescaladaHace unos meses ya os contamos que las estaciones de montaña catalanas promocionan diferentes rutas ciclistas a través de su perfil de Wikiloc. Ahora la apuesta va más allá con nuevas propuestas para atraer a los aficionados a las dos ruedas tanto de carretera como de mountain bike.

Así, bike parks como los de La Molina, el pionero y más grande de España, se amplían y mejoran para llegar a todos los públicos, no sólo a los más expertos. Descenso, enduro y cross country son las modalidades estrella en esta estación, aunque también coge fuerza la carretera con novedades como el evento ciclista no competitivo La Molina-Vallter-La Molina, que ha tenido lugar este mes de julio.

Durante todo el verano FGC Turisme también quiere promocionar la Ronda La Molina-Vallter, una ruta en bicicleta de carretera para potenciar esta especialidad en las comarcas de la Cerdanya y el Ripollès.

No hay que olvidar que varias de las estaciones de esquí catalanas son final habitual de etapa de La Volta a Catalunya. Éste es el caso de La Molina pero también de Boí Taüll, Espot, Port Ainé o Vallter, éste último techo ciclista asfaltado de Cataluña con 2.150 metros de altura. Por lo tanto, estos puertos de montaña son también un atractivo en sí para los aficionados al ciclismo.

La señalización específica para ciclistas de estos puertos y de las carreteras de estas zonas del Pirineo es un factor más que actúa como reclamo. Asimismo, retos de Strava como la cronoescalada a Port Ainé se unen a otros ya existentes para crear nuevos alicientes.

Por último, recordar que las estaciones de montaña catalanas de FGC también colaboran con diferentes eventos ciclistas que pasan o finalizan allí. Los ejemplos más claros son marchas cicloturistas como La CicloVolta o La Cerdanya Cycle Tour.

Galería de fotos

 

Autor: Fran García

Compartir este artículo en
468 ad

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *