Travesía de los Pirineos en fixie

Seabase PyreneesEl pasado 3 de junio, Patrick Seabase afrontó un reto durísimo para cualquier ciclista: rememorar la primera etapa de montaña del Tour de Francia, disputada entre Bagnéres de Luchon y Bayona el 21 de julio de 1910. Más de 300 kilómetros a través de los Pirineos y algunos de sus puertos más míticos (Peyresourde, Aspin, Tourmalet, Aubisque y Osquich).

Además, el suizo lo hizo a bordo de una fixie, por lo que no disponía de cambio de marchas con el que hacer más llevaderas las ascensiones, ni rueda libre para dejar de pedalear por momentos, ni frenos que le aseguraran en los descensos. La elección de una bicicleta fixie pretendía recrear algunas de las condiciones que los pioneros del ciclismo se encontraron a comienzos del siglo XX.

No había, como entonces, carreteras apenas asfaltadas y animales salvajes campando a sus anchas por las montañas francesas, pero el periplo de Seabase fue igualmente duro. Y es que el ciclista suizo no sólo tuvo sus piernas en constante movimiento durante las más de 15 horas que duró su aventura, sino que también se jugó el físico en los descensos, en los que estaba obligado a derrapar para reducir la velocidad.

Los primeros puertos de montaña

Patrick Seabase“No sé cómo conseguí llegar hasta aquí”, dijo Patrick Seabase antes de bajarse de la bicicleta en Bayona, tras 15 horas y 52 minutos pedaleando, y 309 kilómetros y más de 7.611 metros de desnivel acumulado superado.

Seabase arrancó a las cuatro de la madrugada. La luna llena alumbraba su camino por el Col de Peyresourde. “Esa fue la parte más bonita del día”, declaraba el aventurero suizo.

Al salir el sol superó el Col d’Aspin antes de enfrentarse al reto definitivo: el Col du Tourmalet. “Conseguí subir mejor de lo que me esperaba. En gran parte, gracias a que Danilo Hondo no ha dejado de motivarme”.

El ex ciclista profesional alemán participó en el evento como coordinador deportivo. “Desde el principio tuve que recordarle constantemente que comiera y bebiera lo suficiente y que no corriera demasiado al principio. Finalmente lo ayudé a superar los momentos más difíciles, asegurándole que pronto llegaría terreno más llano y que recuperaría fuerzas”.

De todas formas, Seabase no pudo descansar en ningún momento, ni en los descensos. En ellos su única forma de frenar era ejercer presión en sentido opuesto en los pedales. Por tanto, incluso rodar cuesta abajo se convertía en un auténtico esfuerzo titánico.

Camino a la cosa atlántica

Seabase PirineosDe camino al Col d’Aubisque, en plenos Pirineos, Seabase pasó por uno de los paisajes más bonitos que había visto jamás, según reconocía posteriormente. Con una frescura sorprendente, consiguió mantener velocidades superiores a 40 km/h en las partes más llanas entre el Col d’Aubisque y el Col d’Osquich.

A continuación llegó a la llanura del País Vasco francés. Una vez que había superado la mayor parte de los ascensos, el bernés se encontraba ante otros 160 km. El Col d’Osquich, en principio un puerto menor con sólo 290 m de ascenso, llevó al suizo al límite, pero no pudo con él. “El Osquich me dejó realmente tocado. Después de subirlo, tenía la sensación de que me habían apaleado las piernas”, aseguraba Patrick.

A pesar de lo bien que había superado Seabase los puertos de los Pirineos con un piñón mucho mayor de lo recomendable para este terreno, ahora se veía luchando al límite con colinas pequeñas conforme se acercaba a Bayona. De todas formas, su fuerza mental fue decisiva para completar su objetivo.

Dado que Danilo Hondo le había ordenado realizar alguna que otra parada para descansar, Patrick Seabase llegó tras 12 horas y 54 minutos de marcha impecable antes de las 20.00 de la noche. El suizo no dejaba de preguntarse “qué se habían hecho a sí mismos los pioneros que realizaron esta etapa en 1910”.

Galería de fotos

FOTOS: VA Images / Red Bull Content Pool

 

Autor: Redacción

Compartir en
468 ad

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This