TEST: Ridley X-Night SL

Ridley X-Night SL 10Ridley es indiscutiblemente la marca número uno en el mundo del ciclocross. Lo es por la historia y el peso de su pasado, pero también por su presente. Y es que bicicletas como la X-Night SL demuestran que el conocimiento de la firma belga en este sector es hoy en día prácticamente inigualable.

Todos los detalles de la X-Night SL han sido estudiados en las competiciones de CX más exigentes y por los profesionales más preparados. Su geometría denota su carácter deportivo: compacta delante para favorecer la manejabilidad y con un triángulo trasero más largo para mejorar la estabilidad. Por supuesto, no faltan tampoco otros detalles propios de las monturas de ciclocross como el tubo superior y diagonal con secciones planas para poder echártela al hombro más fácil y cómodamente, un eje de pedalier (PressFit 30) más alto con el objetivo de incrementar su capacidad todoterreno, o un paso de rueda más ancho para evitar que el barro se acumule.

Cuadro

Ridley X-Night SL 2La tope de gama de Ridley presume de un cuadro de tan sólo 1.020 gramos (en talla M) que aúna rendimiento y confort gracias a su mezcla de fibra de carbono unidireccional de alto módulo 30T y 24T. En su construcción Ridley ha apostado por elementos como una pipa de dirección cónica que aporta rigidez y manejabilidad, unos finísimos tirantes traseros para hacerla más absorbente sin perder rigidez, o una tija de 27,2 mm de diámetro, que también contribuye al confort de la X-Night SL. Otro detalle a destacar es el cableado interno -incluso en la horquilla-, que de esta manera queda protegido de los elementos externos y mejora la estética de la bici.

Ridley ha dotado a su modelo estrella de ciclocross de frenos de disco, lo que le otorga una excelente capacidad de frenada en todas las condiciones. Aunque los ciclistas profesionales aún no optan masivamente por ellos en detrimento de los cantilever tradicionales (con los que Ridley también ofrece la X-Night SL), lo cierto es que cada vez podemos ver más monturas de ciclocross con ellos y sus virtudes son innegables. Así, la X-Night SL cuenta con anclajes postmount integrados y ejes pasantes en ambas ruedas, siguiendo los últimos avances del mercado.

En marcha

Ridley X-Night SLInvitados por Ridley, nosotros mismos tuvimos el placer de rodar con la X-Night SL y hacerlo además sobre uno de los circuitos más famosos de Bélgica: Zonhoven. Este trazado se distingue por su arena, no por su barro, y es conocido por el famoso tramo De Kuil, un agujero en el que las empinadas subidas y bajadas se hacen todavía más complicadas por su arena.

Nada más te subes a la X-Night SL y empiezas a pedalear es fácil sentir su deportividad y comprobar que estás sobre una bicicleta de altísimas prestaciones. Manejable en las curvas, estable en los descenso y confortable en las zonas más rotas, esta Ridley no decepcionará a ningún ciclista, de ello estamos seguros. Además, su gran ligereza es más que de agradecer cuando debemos subir la bici al hombro y caminar con ella.

Aprovechando nuestra visita a Bélgica para probar la X-Night SL coincidiendo con la carrera del Superprestige de Zonhoven, no quisimos dejar pasar la oportunidad de saber la opinión de los ciclistas profesionales que la utilizan en competición. Los corredores del Telenet-Fidea y el Sunweb-Napolean Games, equipos patrocinados por Ridley, son sin duda quienes mejor conocen esta bicicleta.

Tom Meeusen, corredor de este primer conjunto, destacó de la X-Nigh SL “su ligereza cuando te la echas al hombro” y el hecho de que “su dosis de flexibilidad la hace cómoda incluso en los baches, algo de agradecer cuando ruedas con ella durante toda la temporada.” Asimismo, el ciclista belga nos habló de sus preferencias a la hora de montar la X-Nigh SL para una carrera: un solo plato (44) para no perder tiempo al cambiar, 11-32 en el casete, y frenos cantilever ya que es técnico y no requiere de discos, de los que no le gusta el sonido. Cabe comentar también que tanto Meeusen como todo el Telenet-Fidea emplea grupo SRAM CX1, ruedas 4ZA -la marca de componentes de Ridley- y neumáticos Challenge.

Por su parte, Kevin Pauwels, miembro del Sunweb-Napolean Games, nos habló también de la ligereza de la X-Nigh SL como una de sus principales virtudes, así como de su facilidad de adaptación a esta montura. Por lo que respecta a sus especificaciones en competición, como todo el equipo, monta grupo electrónico Shimano Dura-Ace Di2 con bielas y platos Rotor, frenos cantiléver 4ZA, ruedas FFWD y neumáticos Dugast.

Montajes

Ridley X-Night SL 7Los usuarios pueden adquirir el cuadro suelto de la Ridley X-Nigh SL, cuyo precio es de 2.499 €, y equipar la bicicleta a su gusto. Está disponible nada más y nada menos que en siete tallas: 41, 48, 50, 52, 54, 56 y 58.

La marca belga también ofrece tres montajes completos. El superior es el de la X-Night SL 10, que dispone de grupo SRAM CX1 y ruedas 4ZA Cirrus Pro T30 con bujes DT Swiss 350SP, pesa 7,5 kilos y cuesta 5.299 €. Le sigue la X-Night SL 20, con Shimano Ultegra Di2, ruedas DT Swiss R23 Spline DB, 8,7 kg de peso y 4.699 € de precio. Finalmente, la X-Night SL 25 cuenta con Shimano Ultegra y ruedas DT Swiss R23 Spline DB, pesa 8,5 kg y vale 3.899 €.

Aunque la X-Night SL con frenos de disco es el modelo más destacado de la gama de ciclocross de Ridley, la firma de Flandes también dispone de una versión con frenos cantilever de cada uno de los tres montajes comentados anteriormente.

 VALORACIÓN

+ Positivo: Ligereza · Deportividad · Variedad de montajes

– Negativo: Nada a remarcar

Galería de fotos

 

Autor: Fran García

Compartir en
468 ad

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This