TEST: Reloj GPS Polar V800

polar v800 test¿Por qué comprar un reloj de entrenamiento con GPS? Como otros muchos ciclistas, ésta es una de las preguntas que me hago desde hace tiempo. He leído infinidad de artículos, reportajes y pruebas al respecto, y la verdad es que todos tienen un mismo denominador común: la infinidad de datos técnicos que aportan. Esto me hace cuestionarme: ¿necesito realmente tantos datos y prestaciones si sólo hago unas dos o tres sesiones de ejercicio a la semana?

Decidido a despejar esta incógnita, he decidido probar uno de los relojes multideporte con GPS más avanzados del mercado, el Polar V800. Éste no es un test al uso, ya que está realizado desde el punto de vista de un aficionado que quiere explorar todas las posibilidades que ofrece un producto de estas características, sabiendo que en un principio muchas de ellas no me serán necesarias, pero que en un futuros sí que pueden ayudarme a mejorar mi rendimiento. Por lo tanto, no queremos repasar en él una a una todas las funciones y características del V800, sino dar una visión global de su utilidad y practicidad para lo no iniciados en la materia.

Puesta a punto

polar v800 gpsLo primero que destaca al desempaquetar el Polar V800 es su grosor. El hecho de que este reloj incorpore GPS hace que su volumen se incremente respecto a modelos sin él, pero pese a ello el diseño es tremendamente minimalista, de líneas suaves y apto para usarlo en el día a día.

Configurarlo para su uso es muy fácil e intuitivo. Tanto la carga de la batería como la trasmisión de los datos se realizan a través de un cable USB conectado al ordenador. Para la puesta a punto inicial es necesario crear una cuenta en la web de Polar y descargar el programa FlowSync. La app Polar Flow también está disponible para Android y Iphone, y es indispensable para transmitir los datos a nuestro teléfono.

Dentro de nuestro perfil de usuario podremos ajustar todos los parámetros personales (peso, altura, edad, etc) y crear los perfiles de deportes que vamos a utilizar con frecuencia. También podemos configurar  la información que queremos que se muestre en la pantalla de cada uno de ellos con una variedad de hasta ocho vistas diferentes y cuatro tipos de información distintos.

Con todo ello configurado, basta con sincronizar el reloj Polar V800 con el ordenador o el smartphone -con un simple gesto pulsando el botón inferior de la parte izquierda- para que se actualicen los ajustes a través de FlowSync y ya está listo para utilizar.

Funciones y posibilidades

polar v800 diarioUna vez en la muñeca, basta con acceder al menú principal del Polar V800 desde el gran botón rojo en el lateral derecho y navegar con los otros dos botones de color plata por los distintos menús. Éstos van desde los ajustes típicos de un reloj (hora, fecha…) a una agenda para ver la evolución de nuestro entrenamiento o un monitor de actividad diaria, algo  muy útil en los días en los que no entrenamos pero de los que sí queremos tener información de nuestra actividad diaria. Gracias a esta última función disponemos de datos como la cantidad de pasos que hemos dado o si estamos por debajo de nuestro objetivo diario, si lo hemos cumplido, o si necesitamos correr o caminar para alcanzarlo.

Otro menú destacado es el de favoritos, desde el que podemos acceder tanto a rutas o traks cargados previamente (para hacer alguna ruta que algún amigo nos haya compartido) o repetir alguna que hayamos realizado con anterioridad. Igualmente, podemos programar un objetivo como por ejemplo recorrer una determinada distancia en un tiempo concreto, algo en lo que este reloj nos ayudará como si se tratase de un entrenador personal. ¡Las posibilidades son innumerables con el V800!

Otras funciones muy importantes con las que cuenta este modelo de la marca finlandesa son las de test, una sección que se divide en tres pruebas: el test Ortoestático, que controla el equilibrio entre el entrenamiento y la recuperación basándose en la frecuencia cardiaca; el test de Fitness, un test aeróbico basado en el VO2max que podemos realizar con frecuencia para ver su evolución; y el test de salto, aunque para él se necesita un podómetro, accesorio que no está incluido en el pack.

Sobre el terreno

polar v800 pruebaCon el perfil de ciclismo de carretera ajustado, sólo con presionar el botón rojo de inicio el reloj comienza a buscar la señal GPS, mostrando su estado en una barra con el símbolo de %. El V800 sólo tarda en localizarla y ponerse en marcha el tiempo en que empleo en ajustar las zapatillas, colocarme el casco y hacer todos los pequeños ajustes de la bici antes de la ruta.

Uno de los escenarios en los que probamos el reloj tope de gama de Polar fue ni más ni menos que el circuito de velocidad de Sepang, en Malasia. Una vez sobre la bici, hicimos una vuelta con el reloj en la muñeca y otra con el reloj ajustado sobre el manillar (sin el accesorio extra en este caso porque el manillar era aerodinámico y encajaba a la perfección). De las dos opciones, me resultó más cómoda la opción del manillar, especialmente porque en la muñeca es más difícil la lectura de datos.

Una opción interesante es la de poder configurar la activación automática de laps (vueltas), ya sea cada cierta distancia o minutos. Esto resulta muy útil al eliminar la necesidad de accionar el botón o darle un toque a la pantalla cada vez que queramos grabar una vuelta.

polar v800 app flowDespués de diversas vueltas y tras disfrutar de un circuito donde ruedan algunos de los mejores pilotos del mundo del motociclismo o Fórmula 1 (también con sus bicis de carretera, no sólo con sus vehículos a motor), finalizamos la sesión y el reloj guardó todos los datos para poder analizarlos posteriormente con Polar Flow: hora de inicio de la actividad, duración, distancia, carga de entrenamiento, calorías consumidas, grasa quemada, velocidad media y máxima, desnivel… Algo que nos pareció muy interesante fueron las zonas de velocidad, algo así como los laps en la función de correr a pie, pero con la información basada en la velocidad.

Ya en casa, descargar los datos es muy fácil. Con tan sólo una pulsación el reloj se sincroniza con la app de nuestro smartphone. La pestaña de actividad nos da todos los detalles de la actividad diaria. En la sección de diario de entrenamiento tenemos la agenda mensual, donde podemos analizar  la actividad de cada jornada y conocer nuestra evolución. También, gracias al GPS, podemos ver la ruta que realizamos a través de Google Maps. Además, por si si toda la información que nos da el V800 no fuera suficiente, Polar ha agregado un toque simpático añadiendo una pestaña de emociones en la que podemos seleccionar el emoticono adecuado a nuestro estado de ánimo después de la sesión.

Otros deportes

polar v800 trekkingComo otros muchos aficionados, el ciclismo no es la única actividad deportiva que practico habitualmente, y en mi caso otra de ellas es el trekking. Un asenso al Puigmal, cima pirenaica de casi 3.000 metros situada en la provincia de Girona, fue una buena oportunidad para probar el Polar V800 y descubrir sus virtudes en otros terrenos que no fuesen las carreteras. La rapidez con la que encuentra los satélites incluso en la alta montaña me volvió a sorprender. En el tiempo en el que tardé en untarme el protector solar, sacar los bastones del coche y preparar la cámara de fotos un pitido me avisó que todo estaba listo para comenzar a caminar.

Una de las cosas que buscaba en este tipo de de relojes multideporte y que en general sólo llevan los modelos de gama alta, es la posibilidad de marcar el inicio de la ruta para activar la guía de ubicación. Esto permite que en caso de no ser una ruta circular o desviarnos del sendero principal podamos volver al punto de inicio (algo muy útil también cuando practicas mountain bike, por ejemplo). El V800 lo hace mediante una guía (un circulo con una pequeña flecha en medio) que nos indica la dirección del punto de partida.

Además, como otros GPS outdoor, este Polar nos permite marcar puntos de interés durante la travesía. Por lo demás, los datos que proporciona son los mismos que para el resto de los deportes. Sólo basta con configurar la pantalla para acceder a los que más utilizamos. Y al igual que en la sesión de ciclismo, una vez en casa descargar los datos es muy fácil e intuitivo. En el caso de tenerlo configurado para senderismo o running, el V800 tiene una opción muy divertida llamada “volver a vivir”, que gracias al servicio Street View de Google nos permite hacer un recorrido virtual por la ruta que hayamos realizado.

Conclusiones

polar v800 analisisEn definitiva, el Polar V800 es un reloj GPS muy completo orientado especialmente a los deportistas de nivel alto o profesionales que buscan una “mini computadora” para hacer un completo seguimiento de su entrenamiento diario. Un aficionado -como un servidor- que busca sólo algunos cuantos datos de sus salidas, no le sacará en un principio todo el provecho que ofrece. Por lo tanto, para alguien que empieza o que sabe que no va a ir más allá de un par o tres de salidas semanales quizás sería mejor una opción más básica como algunas que ofrece la propia Polar (por ejemplo el M400, cuyo precio es de 200 euros, la mitad que el V800).

De todas formas, si quieres ir de menos a más o vas a demandar de una mayor información de tu actividad deportiva en un futuro, puedes empezar perfectamente con el V800 e ir sacándole su jugo poco a poco. Si lo que buscas es tecnología punta, un reloj polivalente que te dé numerosos datos y te permita analizarlos en profundidad, el Polar V800 es sin duda una de las mejores opciones que vas a encontrar.

 VALORACIÓN

+ Positivo: Enorme cantidad de posibilidades

– Negativo: Complejidad para no iniciados

 

Autor: Diego Sperani

Compartir en
468 ad

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This