TEST: Chaqueta Pure Electric Plain

El auge de las bicicletas eléctricas es una de las grandes revoluciones que está viviendo el sector del ciclismo en los últimos años. Su uso aumenta temporada tras temporada y ya es habitual verlas por las calles de nuestra ciudad, la montaña e incluso la carretera. Como es lógico, la industria de los complementos y accesorios también está creciendo en esta dirección y lo hace con algunas propuestas muy interesantes, como las que nos trae Pure Electric.

Esta joven marca italiana de ropa ciclista urbana está especializada en prendas para utilizar en e-bikes. Sus propuestas están a medio camino entre el mundo de las bicis y el de las motos, ya que incorporan protecciones y otros elementos propios del mundo del motor. Y es que, si con una bicicleta eléctrica puedes rodar mucho más rápido que con una mecánica, es normal que tu equipamiento ofrezca un mayor nivel de seguridad en caso de caída o accidente, ¿no?

Así, la colección de ropa de Pure Electric cuenta con prendas únicas con un diseño muy cuidado para poder cumplir su función sobre el sillín, pero también cuando nos bajamos de él. Por lo tanto, estilo y funcionalidad son dos de las características que los responsables de la firma trasalpina han buscado en sus productos urbanos.

Exclusividad y protección

Uno de los mejores ejemplos de todo esto que os estamos contando son sus chaquetas: la Diamond y la Plain. Ambas se diferencian principalmente en que la primera incorpora un llamativo protector de espalda en forma de diamante, por lo demás son casi idénticas. La segunda, más discreta, es también un poco más económica, ya que cuesta 559 euros por los 669 de la tope de gama. Estamos por lo tanto ante prendas muy exclusivas y no al alcance de todos los bolsillos.

Nosotros hemos probado por nuestra ciudad durante los últimos meses la Plain, el segundo escalón de la colección de Pure Electric. Como podréis suponer, se trata de una chaqueta para rodar por la calle, no para un uso deportivo. Aunque es un producto desarrollado específicamente para bicicletas eléctricas, se puede emplear también en modelos urbanos o de carretera, siendo conscientes lógicamente de sus características.

Como hemos comentado, la Pure Electric Plain destaca por disponer de protecciones en hombros y codos, que cumplen además las normativas europeas para vehículos de dos ruedas (motos y bicis). Éstos se pueden extraer fácil y rápidamente abriendo la cremallera de los compartimentos en forma de rejilla en los que están situados para así tener un look más casual. Como la prenda en general, son ligeros, aunque como es lógico no es una chaqueta liviana como cualquier modelo puramente ciclista.

Cabe comentar que la Plain Jacket está disponible en colores negro y azul, al igual que los protectores, cuyo color se puede elegir independientemente del de la chaqueta. Asimismo, esta temporada 2017 Pure Electric también ofrece unas fundas reflectantes -el NightLight Body- para los protectores que aumentan notablemente la visibilidad.

Por su parte, el tejido de la chaqueta es muy resistente a la abrasión en caso de caída. Pese a ello, es bastante elástico y en general confortable. Por el abrigo que ofrece, diríamos que es un modelo para climas intermedios o moderadamente fríos. Su membrana Zero Wind, transpirable, impermeable y antiviento, es de gran ayuda cuando rodamos a gran velocidad y en los días en los que el tiempo no acompaña.

Diseño cuidado

Pure Electric ha cuidado mucho los detalles de la Plain, que dispone de elementos prácticos como los dos bolsillos laterales y uno interior, todos ellos con cremallera. En la espalda también contamos con dos aperturas de ventilación que podemos abrir o cerrar gracias a unas cremalleras.

La ergonomía de la chaqueta está bien trabajada y para ayudar a adaptarla a nuestras necesidades encontramos otros detalles interesantes como las aperturas laterales, que permiten ensanchar los bajos, o la bocamanga, que protege las manos y ayuda a fijar la chaqueta cuando estamos sobre la bici (aunque por otra parte dificulta el uso de guantes…).

No faltan tampoco algunos elementos reflectantes en la parte superior de la espalda, aunque a nuestro entender son un poco escasos para asegurar una correcta visibilidad del ciclista, más aún cuando la chaqueta es de tonos oscuros.

Cabe comentar que la Pure Electric Plain está disponible en tallas de la S a la 3XL y que existe también una versión para mujer. La versión femenina, en tallas de la S-XL, cuesta un poco menos: 529 €.

Es obvio que el precio de esta prenda la convierte en inalcanzable para la mayoría de usuarios y que su estética y características (protecciones, uso eminentemente urbano, etc) la hacen sólo apta para un tipo muy determinado de ciclistas, pero aun así creemos que es una propuesta única, exclusiva y rompedora. Los premios de diseño recibidos, entre ellos el de Eurobike, abalan sin duda el buen trabajo de Pure Electric.

 VALORACIÓN

+ Positivo: Protección · Exclusividad · Originalidad

– Negativo: Precio · Visibilidad · Uso con guantes

Galería de fotos

FOTOS: Esteve Ripoll

 

Autor: Fran García

Compartir en
468 ad

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This