Ruta del Danubio

Donau Radweg¿Buscas una nueva ruta en bicicleta para esta temporada? ¿Te gusta hacer turismo, conocer lugares diferentes y disfrutar con tranquilidad del entono? Entonces tenemos una sugerencia apta para todos los públicos: la Ruta del Danubio, en Austria.

Este río, el segundo de mayor longitud de Europa, ha sido a lo largo de la historia una vía de comunicación y de transporte, por lo que en su ribera han florecido hermosas ciudades, abadías o castillos. No podemos olvidarnos tampoco de la naturaleza que envuelve el Danubio, con campos de cultivo, granjas, frondosos bosques, viñedos y colinas que hacen que el paisaje sea variado y atractivo en todo momento.

El Danubio recorre buena parte del centro del continente y transcurre por numerosos países, pero nos centraremos en uno de sus tramos más bellos, que es el que atraviesa el norte de Austria. Concretamente la sección más conocida de esta ruta es la que va desde la ciudad de Passau, junto a la frontera con Alemania, hasta Viena, la capital del país, y que tiene unos 320 kilómetros de longitud aproximadamente. De todas formas el recorrido se puede alargar hasta entrar en Baviera por un extremo o llegar por el otro lado hasta la frontera con Eslovaquia o su capital, Bratislava, que no queda lejos de Viena.

DanubioLa Ruta del Danubio sigue la ribera del río, donde encontramos caminos para bicicletas cerrados al tráfico rodado a ambos lados en gran parte del trayecto. La mayoría de ellos están asfaltados aunque podemos encontrar algún pequeño tramo de tierra, eso sí, siempre en perfectas condiciones. Además, los caminos están señalizados en todo momento con indicaciones de dirección y distancia hasta los puntos de interés cercanos.

Se trata de un recorrido de dificultad baja, ya que es prácticamente plano. Si lo hacemos a favor de corriente (en dirección Este) será aún más sencillo, no sólo por el ligero desnivel favorable (Passau está a 295 metros sobre el nivel del mar y Viena a 165 m), sino que también por el viento a favor en la mayoría de ocasiones. De todas formas, si optamos por hacer la ruta al revés tampoco nos costará en exceso, por lo que estamos ante un trayecto apto para todos los niveles y que bien podemos realizar tranquilamente en familia.

Además, a lo largo de la Ruta del Danubio encontramos todo tipo de servicios para el cicloturista, tanto en los pueblos y ciudades que atravesamos, como en el propio trayecto. Hoteles, restaurantes, talleres para bicicletas, puntos de información e incluso estaciones de recarga para bicis eléctricas nos permiten rodar más tranquilos y centrarnos en disfrutar de la ruta. Esto ayuda también organizar más fácilmente el viaje en diversas jornadas y elegir el número o la longitud de las etapas en función de tu forma física.

Alta Austria

SchlögenComo hemos comentado, para realizar la Ruta del Danubio podemos tomar como punto de partida la ciudad de Passau, en el estado de Alta Austria, donde no podemos dejar de visitar su centro histórico, que se encuentra en la intersección de tres ríos: el Danubio, el Inn y el Inz. Desde allí avanzaremos por el valle del Danubio en plena naturaleza e iremos encontrando interesantes lugares como la abadía de Engelszell -el único monasterio trapista de Austria- o la cisterciense de Wilhering. Antes de este último punto pasaremos también por bellas zonas como la de los meandros de Schlögen, donde el río gira hasta 180 grados.

A través de campos y bosques y con el Danubio a nuestro lado nos acercaremos a Linz, la capital del estado de Alta Austria, después de pedalear unos 90 km desde Passau. De ella os hemos hablado extensamente en TopBici.es y os recomendamos encarecidamente su visita, ya que aúna tradición, cultura y modernidad como pocas ciudades de Austria.

Sankt FlorianDesde Linz continuaremos Danubio abajo para llegar como siguientes puntos de interés destacados al monasterio agustino de Sankt Florian, un bello complejo barroco en el que destacan el órgano del famoso compositor Anton Bruckner y su biblioteca, y Enns, la ciudad más antigua del país, en la que la figura de su imponente torre preside su plaza central. Cabe comentar que algunos de estos lugares no se encuentran justo a la orilla del Danubio, por lo que en ocasiones nos tendremos que desviar algunos kilómetros para llegar hasta ellos y luego volver a la orilla del río para proseguir nuestra ruta.

La siguiente parada obligada es Grein, en la zona de Strudengau. Esta idílica localidad alberga el castillo de Greinburg y el teatro cívico más antiguo de Austria. Poco después entramos en el estado de Baja Austria, ya con más de 150 km en nuestras piernas.

Baja Austria

DürnsteinLa iglesia de Maria Taferl, un popular lugar de peregrinación, será una de las primeras atracciones de Baja Austria antes de llegar a una de las zonas más bellas de todo el Danubio: el valle de Wachau. Esta región es patrimonio cultural de la UNESCO ya que entre sus colinas, viñedos y el río encontramos joyas como la gran abadía benedictina de Melk, bellos pueblos como Dürnstein o Spitz, o imponentes ruinas como las del castillo de Aggstein.

Una vez pasada la zona del Wachau y ya a unos 235 km de Passau, llegamos a la ciudad vinícola de Krems y en sus inmediaciones al monasterio benedictino de Göttweig, también patrimonio mundial de la UNESCO. Desde allí y a través de grandes llanuras nos acercamos a Viena pasando por localidades dignas de visitar como Tulln. Antes de llegar a la capital austriaca también encontramos otro de los lugares que no nos podemos perder si realizamos la Ruta del Danubio: la abadía agustina de Klosterneuburg, cuya historia y belleza barroca la convierten en toda una atracción turística.

DonauCon más de 300 kilómetros recorridos llegamos a Viena, final de este trayecto si no queremos continuar un poco más hacía Eslovaquia. De la majestuosidad de esta ciudad ya os hemos hablado también anteriormente en otro reportaje, por lo que os recomendamos leerlo para descubrir todo lo que la capital de Austria tiene que ofrecer al turista y al ciclista, que es mucho.

Si estáis organizando unas vacaciones en bici para los próximos meses, la Ruta del Danubio lo tiene todo: naturaleza, cultura, historia, gastronomía… Además, para que sea todo aún más fácil y preocuparse sólo de pedalear, en la zona también encontraremos empresas que nos pueden organizar el viaje hasta el último detalle: alquiler de bicicletas, hoteles, transporte de equipaje, guías, etc. No tienes excusa para no acercarte a Austria este año… ¡que la disfrutes!

Galería de fotos

FOTOS: Judith Viaño / Donau Touristik

 

Autor: Judith Viaño

Compartir en
468 ad

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This