Libro “Secundario de lujo”

secundario-de-lujoLa editorial Cultura Ciclista acaba de publicar “Secundario de lujo. Una vida entre campeones”, las memorias de Jaime Mir, el auxiliar más famoso de la historia del ciclismo, que además cuenta con un amplio y -para muchos- desconocido currículo cinematográfico. Su rostro es uno de los más icónicos del mundillo por haber salido infinidad de veces por televisión y en prensa, siempre con su característico bigote y sus gafas de sol.

En este libro, Mir desgrana su legendaria andadura, de la mano del periodista Iván Vega, dejando al margen episodios oscuros y planteamientos morbosos y centrándose en lo mucho y bueno que le han aportado sus dos amores profesionales: el mundo del pedal y el del celuloide. En 1959 se estrenó siguiendo en un Seat 600 el Tour de 1959, el de Bahamontes; su último número fue en la Vuelta de 2011. Ha estado más de 50 años metido en las entrañas del pelotón, cosa que lo convierte en una de las personas que más saben de este circo, con infinidad de vivencias y andanzas por las líneas de meta de medio mundo. En el libro relata un buen puñado de ellas, recogidas en el desempeño de un oficio que inventó él, esperando a los ciclistas en las metas para atenderlos y acicalarlos, buscando dar la mayor cantidad de minutos de televisión a las marcas que lo patrocinaban.

La mayoría de los aficionados reconocen fácilmente a Mir y lo vinculan con equipos como el Bic, el Teka y el Lotus-Festina, entre otras escuadras en las que trabajó de auxiliar y relaciones públicas (Kas, Ferrys, Seur, Andalucía, etc.). Pero Taxi Key, su apodo de toda la vida en el ciclismo, tiene otra faceta profesional menos conocida aunque tan prolífica, o incluso más: ha participado como actor secundario y extra en más de 100 rodajes, desde Los Bingueros, con Esteso y Pajares, hasta Perros Callejeros, Los Fabulosos de Trinidad, La Ciutat Cremada o El Dominio de los Sentidos.

Así, por las páginas de “Secundario de lujo” circulan nombres célebres de las dos ruedas como los de Langarica, Bahamontes, Poblet, Anquetil, Poulidor, Pérez Francés, Julio Jiménez, Merckx, Ocaña, Dietzen, Lejarreta, Virenque, Zülle… Y otros menos rutilantes pero que también se han ganado su sitio en la historia del ciclismo: Manzaneque, Gabica, Johny Schleck, Alfonso Gutiérrez, Ángel José Sarrapio, Luis Pérez, etc.

Esta constelación rivaliza en el libro con la del séptimo arte, donde el satélite Mir se codeó con astros como Marlon Brando, Jack Palance, Paco Rabal y Fernando Fernán Gómez, y con otras muchas “estrellas, estrellitas y estrellados”, según sus palabras. No en vano Mir fue un rostro habitual en varios espagueti westerns y en títulos emblemáticos del llamado cine quinqui.

Iván Vega ha recopilado sus recuerdos y los ha documentado para completaros y situarlos en su época y su contexto. El resultado es el relato de la vida de un secundario que se tomó todos sus papeles “muy en serio, pero al mismo tiempo con sentido del humor y cordialidad”, explica Jaime Mir.

 

Autor: Redacción

Compartir en
468 ad

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This