Innsbruck y sus aldeas con encanto

4-sur-de-innsbruckHace muy poco os hablamos de Innsbruck, la capital del Tirol, que está considerada también la capital ciclista de los Alpes y será la sede del Mundial de ciclismo 2018. Su oferta cultural y de ocio, su historia, su gastronomía y su belleza arquitectónica y paisajística son únicas y de todo ello dimos buena cuenta en nuestra visita a esta localidad austriaca. Pero además de conocer esta hermosa ciudad en bicicleta, también quisimos descubrir su no menos interesante entorno, que esconde numerosos atractivos para los ciclistas.

Y es que Innsbruck está rodeada de 25 aldeas con un encanto especial que hace que el visitante se sienta en ellas casi como en una postal. Junto a montañas, prados o frondosa vegetación, en valles o sobre colinas, estos pueblos mantienen la esencia tradicional de las montañas alpinas. Nadie que pase unos días en la capital tirolesa debería dejar de conocer también estas típicas aldeas austriacas, y para hacerlo la bicicleta es un medio inmejorable.

Muchos de estos pueblos que rodean Innsbruck son accesibles con transporte público. Tranvías o autobuses -donde podéis subir con vuestras bicis- nos permiten llegar rápida y cómodamente a localidades como Natters, Mutters o Igls, por ejemplo, desde las cuales seguir explorando el entorno de esta región alpina. De todas formas, si queremos disfrutar de ella pedaleando desde el primer momento, es fácil partir de Innsbruck y tomar cualquiera de las rutas que queramos realizar.

Rutas para todos

9-rio-innEn una zona como ésta, las opciones para rodar en bicicleta son casi interminables y las hay para todos los gustos y niveles. En terreno llano, a lo largo del río Inn podemos recorrer el valle en un sentido u otro, ya sea recorriendo el altiplano de Mieminger & Tirol Mitte hacia el oeste, o en dirección este hacia otras bonitas localidades como Hall in Tirol.

Las alternativas de dificultad intermedia son también muy numerosas y más atractivas aún si cabe. De ellas os recomendamos dos que nosotros mismos hicimos y que nos encantaron por los paisajes y pueblos que atravesamos. Una de ellas consiste en partir de Innsbruck (575 metros de altitud) hacia el sur en dirección a la cercana localidad de Igls  (900 m), a la que llegaremos después de unos pocos kilómetros de ascensión -unos 4 aproximadamente- a través de un verde y espeso bosque. Desde allí podemos pedalear a lo largo de una meseta en plena naturaleza atravesando bonitos pueblos como Lans, Sistrans, Rinn y Tulfes. El desnivel es escaso, aunque no faltan algunas rampas que nos obligarán a esforzarnos. Desde este último punto volveremos a Innsbruck en un largo y divertido descenso lleno de curvas y rodeado de árboles y vegetación, pasando además por otras aldeas como Ampass y Aldrans.

8-naturaleza-innsbruckLa otra alternativa de nivel medio alrededor de Innsbruck que os proponemos para conocer sus pueblos con encanto es otra ruta circular, también de cerca de 30 kilómetros, y que recorre otra de las mesetas sobre el valle del Inn, esta vez al suroeste de la ciudad. En esta ocasión partiremos tranquilamente por el carril bici que transcurre al lado del río hacia el oeste hasta llegar a la localidad de Vols (592 m). Una vez allí ascenderemos por la carretera que nos lleva primero a Birgitz y un poco más tarde a Axams (874 m). Desde esta localidad volveremos en dirección a Innsbruck por otra tranquila carretera sin excesivas dificultades y con escaso tráfico, pasando por Gotzens, Mutters y, ya en descenso hacia nuestro destino, por Natters.

Obviamente, tanto en estas rutas que os proponemos como en cualquier otra que podáis realizar en la región de Innsbruck, os recomendamos que pedaleéis con tranquilidad y disfrutéis del entorno, parando para conocer más los pueblos por los que paséis, sus calles, plazas e iglesias, o simplemente contemplando las montañas alpinas que os rodean. Pocas veces rodareis por un escenario así…

Colosos montañosos

25-sellraintalComo os comentábamos, las rutas en bicicleta que podéis hacer desde y alrededor de Innsbruck son casi interminables. Hasta ahora os hemos dado ideas sobre algunas de las más accesibles, pero en pleno corazón de los Alpes los amantes de los puertos de montaña disfrutarán como en pocos lugares. Y es que en poco tiempo podéis ascender de los 575 metros de altitud de Innsbruck hasta los más de 2.000 de muchas cimas, superando desniveles que pondrán a prueba vuestro estado de forma.

Desde algunas de las localidades que os hemos mencionado antes podéis también ascender a duras montañas, combinando así esos tramos con otros más difíciles. Por ejemplo, desde Axams podemos continuar hacia el valle de Sellrain subiendo suavemente hasta Grinzens y Sellrain, y desde allí, a 908 metros de altitud, dirigirnos hacia Gries Im Sellrain, St. Sigmund y Haggen hasta la estación de Kühtai, a 2.017 m, superando más de 1.100 m de desnivel en poco más de 17 kilómetros.

18-innsbruck-ciclismoTambién desde Axams otra atractiva subida -aunque menos dura- es la que nos lleva a través de un bosque y después de 8 kilómetros hasta los 1.564 metros de Axamer Lizum. ¿Queréis más opciones? Qué tal escalar desde Gries Im Sellrain hasta Praxmar (1.689 m) o desde Mutters hasta Mutterer Alm (1.609 m), lugar éste último ideal también para que los amantes del mountain bike disfruten de pistas y descensos increíbles.

Para conocer más datos de éstas y otras muchas rutas, ver mapas e incluso bajaros la información para vuestro GPS, no dejéis de visitar el apartado de ciclismo en la web de Innsbruck.

Bicicletas eléctricas

22-innsbruck-austriaA estas alturas, seguro que a más de uno se le ha hecho la boca agua con tantas rutas. Si te gustaría rodar por todos estos lugares pero crees que no estás lo suficientemente en forma para hacerlo, no te preocupes, tenemos una solución para ti. Y es que gracias a las bicicletas eléctricas casi ningún obstáculo te será infranqueable.

Conseguir una es fácil en Innsbruck, donde disponemos de locales de alquiler de bicicletas y material ciclista, como por ejemplo Die Boerse. Con la ayuda que proporcionan estas bicis con motor disfrutaremos pedaleando por las rampas más duras con mucho menos esfuerzo, por lo que podremos recorrer también más kilómetros y disfrutar así de más lugares de esta bonita zona de los Alpes.

Hay tanto bicis eléctricas de carretera como de montaña, por lo que podéis adentraros en cualquier terreno. Aunque en TopBici.es lo nuestro es el asfalto, en Innsbruck disfrutamos como enanos sobre una mountain bike eléctrica, ya que además de por las numerosas carreteras de esta región de Austria, también rodamos por muchas de sus pistas de tierra, adentrándonos en las montañas hasta rincones increíbles.

Mountain bike

24-bosques-innsbruckY es que Innsbruck ofrece posibilidades para todo tipo de ciclistas. Los más urbanitas disfrutarán recorriendo sus calles y visitando los lugares más emblemáticos de la ciudad en bici; los de carretera tendrán ante sí rutas y puertos de montaña de ensueño; y los amantes del mountain bike gozarán también con los cientos de kilómetros de rutas y senderos alrededor de Innsbruck.

Éstos últimos disponen de alternativas para todos, desde paseos por pistas con poco desnivel hasta descensos vertiginosos sólo al alcance de los más hábiles. Sin duda el más conocido de todos ellos es el Nordkette Single Trail, uno de los más difíciles y largos de toda Europa.

Para hacerlo debemos tomar primero el funicular que nos lleva desde el centro de la ciudad hasta Hungerburg, al pie de la cordillera de Nordkette, y desde allí tomar el teleférico que sube hasta los 2.256 m de Hafelekarspitze, aunque debemos bajarnos en la estación anterior de Seegrube, a ‘sólo’ 1.905 m.

15-nordketteDespués de disfrutar de las increíbles vistas sobre la ciudad, el valle del Inn y las montañas de los Alpes, los más atrevidos podrán afrontar el Nordkette Single Trail, un descenso de más de 4 kilómetros y 1.000 metros de desnivel. Aunque con más tranquilidad también se puede descender suavemente en zig-zag por el Arzler Alm-Trail y el Hungerburg-Trail.

En pocos lugares del mundo se puede pasar en pocos minutos -ya sea en bici o en teleférico- de una ciudad como Innsbruck a lo alto de montañas de 2.000 metros de alturas…

En este repaso a las posibilidades que ofrecen los alrededores de Innsbruck y sus aldeas con encanto os hemos hablado de algunas de las muchas opciones para los ciclistas, aunque aún hay muchas más. Las webs oficiales de Innsbruck, Tirol y Austria ofrecen información detallada sobre éstas y otras muchas alternativas, no dejéis de consultarlas si tenéis pensado viajar hasta allí. Y si lo hacéis aprovechad al máximo el tiempo, porque cuando tengáis que regresar os sabrá a poco y ya estaréis pensando cuándo volver a disfrutar este paraíso para la bicicleta. 100% recomendable, ¡no os lo perdáis!

Galería de fotos

FOTOS: Judith Viaño

 

Autor: Fran García

Compartir en
468 ad

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This