Costa mediterránea de Israel

israel 1Paisajes variados, enclaves con encanto, buen tiempo y una historia como pocas hacen de Israel un sitio diferente y especial en el que poder disfrutar de la bicicleta. Y es que los escenarios bíblicos también pueden ser un lugar ideal en el que combinar deporte y cultura.

En muchas ocasiones, cuando nos planteamos organizar unas vacaciones en bici y tenemos que elegir un destino, el imaginario ciclista nos lleva en primer lugar a muchos de los escenarios en los que las estrellas del pedal llevan a cabo sus hazañas. Puertos míticos y regiones con solera ciclista suelen ser las opciones más recurridas, pero ni mucho menos las únicas.

Afortunadamente, la bicicleta nos permite descubrir muchos más sitios que merecen la pena ser visitados. Sitios como Israel, entre lo cercano y lo exótico, entre lo místico y lo lúdico. Si conocer otros países es siempre un placer, hacerlo en un escenario como éste y mientras practicas tu deporte favorito es doblemente satisfactorio.

Israel es la cuna del cristianismo y, por lo tanto, de buena parte de nuestra cultura seamos creyentes o no. Allí transcurrieron algunos de los episodios claves de la historia de la humanidad, así como muchos de los narrados en la Biblia y otros textos sagrados de diferentes religiones, ya que no olvidemos que se trata de tierra santa también para judíos y musulmanes.

En la actualidad, el conflicto con los palestinos hace que conozcamos más de Israel por ello que por lo mucho que tiene que ofrecer el país para los turistas y, en este caso, para los ciclistas. Lo cierto es que a excepción de una destacada presencia policial y militar en algunas zonas, es un lugar mucho más tranquilo y seguro de lo que te imaginas hasta llegar allí.

Paraíso ciclista

israel 2

Paseo marítimo de Tel Aviv, con Yafo al fondo.

Hay muchos factores que hacen de Israel un destino idóneo para viajar en bicicleta. Por un lado, pese a estar en el otro extremo del Mediterráneo, no queda muy lejos de España y podremos llegar fácilmente en avión en pocas horas. Además, al ser un país pequeño -por hacer un símil, por tamaño y forma se asemeja a la Comunidad Valenciana-, las distancias son cortas y es sencillo y rápido ir de un lugar a otro.

En cuanto al clima, las temperaturas son suaves durante buena parte del año y las precipitaciones no demasiado abundantes, aunque dependerá de la estación en la que estemos y qué parte del país visitemos. A excepción de los meses más calurosos del verano y especialmente en la zona desértica de Israel, las condiciones meteorológicas son muy favorables para pedalear.

Otra consideración que debemos tener en cuenta si queremos organizar un viaje en bicicleta por tierras israelíes es que estamos en un país avanzado y con numerosos servicios a nuestro alcance. No faltarán lugares dónde comer o dormir, por ejemplo, y dominando el inglés será fácil moverse por allí. Por otra parte, las carreteras están en buen estado, algo que no siempre ocurre en muchos países.

Además de tener la opción de llevar nuestra bicicleta en avión desde España, también existen numerosas agencias de alquiler de bicis que incluso organizan itinerarios turísticos por el país. Esta última opción siempre es más cómoda y nos permite conocer Israel de la mano de un guía y con todo lo necesario si queremos evitar cualquier preocupación.

Esencia mediterránea

israel 6

El carril bici de la ribera del río Yarkon llega hasta Jerusalén.

En un país con un paisaje tan variado y con tantos lugares interesantes por descubrir, es siempre difícil elegir qué sitios visitar o qué itinerario seguir. Esto dependerá de nuestras preferencias y el tiempo del que dispongamos, aunque las opciones son muy numerosas.

En esta ocasión, descubriremos la esencia mediterránea de Israel viajando a lo largo de la costa desde Tel Aviv-Yafo hasta Rosh Hanikra, en la frontera con el Líbano. Se trata de un recorrido bastante llano al pedalear al lado del mar. Pasaremos por algunas de las zonas más pobladas del país, por lo que el tráfico es intenso y tendremos que extremar las precauciones al rodar en carretera. También cabe decir que los conductores israelíes son un tanto ‘osados’ al volante, por lo que deberemos ir con más cuidado si cabe.

Desde Tel Aviv-Yafo hasta el extremo norte de la costa israelí nos separan unos 150 kilómetros aproximadamente, que podremos realizar en varias etapas si lo que pretendemos es detenernos en los diferentes puntos de interés del camino para conocerlos mejor. De todas formas, antes de partir, Tel Aviv, unida a la antigua ciudad de Yafo, bien merece una visita.

Se trata de la segunda urbe más grande del país y la más moderna y occidental de ellas, además de su centro comercial y de negocios. Tel Aviv-Yafo es una ciudad viva y animada que permite ser recorrida cómodamente en bicicleta. Es llana y cuenta con carriles bici en muchas de las principales avenidas, algo de agradecer al tener un volumen de tráfico importante.

israel 3

En Yafo nos tendremos que bajar de la bici para llegar a alguno de sus rincones.

Muchos ciudadanos de Tel Aviv utilizan la bici a diario en sus desplazamientos, por lo que no seremos unos extraños entre peatones y coches. Además, podremos aparcar nuestro vehículo con tranquilidad, ya que es una ciudad muy segura.

Uno de los paseos más atractivos que podemos realizar es el que transcurre a lo largo de la playa y que nos lleva de un extremo a otro de la ciudad entre hoteles, restaurantes y terrazas. Siguiéndolo hacia el sur llegaremos a Yafo, considerado uno de los puertos más antiguos del mundo. Allí las calles son más estrechas y reviradas, por lo que nos tendremos que bajar de la bici para llegar a alguno de sus rincones e iglesias o curiosear en su animado mercado.

En el centro de la ciudad se suceden zonas residenciales y comerciales, con otras animadas como Neve Tsedek, el primer barrio construido fuera de Yafo en la nueva ciudad de Tel Aviv a finales del siglo XIX. También vale la pena prestar atención a los diversos edificios Bauhaus de la ciudad, otro de sus atractivos.

Aunque si lo que queremos es pedalear con tranquilidad lo más indicado es hacerlo por la ribera del río Yarkon, en el norte de la ciudad. Siguiéndolo desde el puerto hacia el interior transcurre un carril bici que, después de separarse del río, llega hasta Jerusalén. De todas formas, nosotros hemos elegido otra ruta a recorrer y lo que haremos es partir siguiendo la costa mediterránea.

Ciudades históricas

israel 7

Los restos romanos de Cesarea merecen una visita.

Existen diversos caminos para dirigirnos hacia el norte. Una opción es la carretera 4, que va atravesando poblaciones cercanas a la costa y que transcurre en paralelo a la autopista. En diversas zonas también podremos pedalear justo al lado del mar por paseos y carriles -algunos de ellos no totalmente asfaltados-, aunque éstos son un tanto discontinuos.

Netanya es la mayor ciudad que cruzaremos camino hacia la primera parada recomendada: Cesarea, a unos 60 km al norte de Tel Aviv. Esta antigua ciudad portuaria construida por Herodes en el año 20 a.C. llegó a convertirse en la capital de la provincia romana de Judea, además de ser una de las más importantes de la región.

Hoy en día cuenta con una zona residencial para gente adinerada, aunque lo que debemos visitar son los restos romanos y de los cruzados. Aún podemos contemplar el acueducto, las murallas, el anfiteatro o el hipódromo, todo ello a orillas del Mediterráneo.

israel 11

La ciudad de Haifa, con los famosos jardines Baha’i en primer plano.

Después de la visita, seguiremos rumbo norte hacia Haifa, la tercera ciudad más grande de Israel y uno de sus principales puertos comerciales. Desde Cesarea nos separan unos 40 km por la costa, aunque os aconsejamos desviaros antes de llegar para ascender el monte Carmelo (546 m.), al que llegaremos por la carretera 721. Y es que después de tanto llano siempre viene bien un puerto así.

Serán unos 10 kilómetros con diversos tramos de bajada intercalados, aunque también con duras rampas que rondarán el 15% de desnivel. Se trata una zona tranquila y con un bonito paisaje boscoso que muchos ciclistas recorren los fines de semana. Cuando lleguemos a la intersección con la carretera 672 tomaremos dirección Haifa, de la que nos separan apenas 10 km, primero de llano y posteriormente de pronunciado descenso.

Haifa se extiende desde el mar hasta lo alto de las colinas que la rodean, por lo que las pendientes son constantes. Una de sus atracciones más conocidas es el templo y los jardines Baha’í, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Cabe comentar que en esta ciudad se encuentra la sede mundial del bahaísmo, religión monoteísta que sigue la doctrina de Bahá’u’lláh, su profeta y fundador.

Las huellas del pasado

israel 15

Las murallas de San Juan de Acre, así como otros restos de los cruzados, se encuentran en buen estado.

Retomamos la ruta a la orilla del Mediterráneo para llegar, unos 30 km después, a Akko (o San Juan de Acre), otra importante población de la época romana y que incluso ejerció de capital de los cruzados después de la caída de Jerusalén. Esta ciudad fortaleza a pie de mar es otro de los lugares reconocidos como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en Israel. Dentro de sus murallas encontraremos una bulliciosa mezcla de culturas fruto del rico legado histórico y de las diferentes civilizaciones que han pasado por allí.

Ya sólo nos separarán menos de 20 km hasta Rosh Hanikra, en el extremo septentrional de la costa israelí. Hacia allí nos dirigiremos de nuevo por la carretera 4 o por el camino que recorre el borde del mar al lado de zonas residenciales y pescadores.

En Rosh Hanikra está situada la frontera con el Líbano, fuertemente vigilada, aunque lo que nos llamará la atención de este enclave son sus bellos acantilados y cuevas excavadas por las olas en las rocas. A ellas podemos acceder por un teleférico que favorece que este punto sea una atracción turística de primer orden en la región.

En un país como Israel las opciones para pedalear son innumerables y esta ruta es sólo una muestra de lo podéis encontrar allí. ¿Os animáis?

Galería de fotos

 

Autor: Fran García

Compartir en
468 ad

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This