Bendita e imprescindible Pedals de Clip

La Pedals de Clip LejarretaUno se da cuenta de que La Pedals de Clip es algo especial justo cuando está llegando a Sant Martí Sarroca, municipio barcelonés de la comarca Penedès que se convierte en epicentro del amor por el ciclismo clásico un fin de semana al año. Este 2016, en concreto, el 21 y 22 de mayo. ¡Menuda gozada!

Es habitual que grupetas de ciclistas reconozcan las carreteras cercanas antes de la disputa de una prueba. O que aprovechen para el típico ejercicio de “estirar las piernas”. Todo un clásico aunque se trate de una cicloturista, ¿verdad? Pues la estampa, cuando uno se aproxima a Sant Martí Sarroca un domingo muy temprano antes de recoger su dorsal, es la de maillots del BIC, el KAS, el Reynolds o de Francesco Moser. Hombres que lucen barbas y bigotes. Mujeres que pedalean encima de bicicletas Bianchi, Mercier o Colnago. La Pedals de Clip es algo especial. Tiene ese aromo clásico. Un valor añadido que la distingue del resto.

Parece ser que estos días que nos ha tocado vivir son buenos tiempos para la bicicleta. Eso nos dicen los números. Y es que cada vez hay más personas que se enfundan un maillot para salir a dar pedales por la carretera y participar en marchas cicloturistas. Incluso hay quien ha teorizado al respecto… La crisis ha propiciado en parte de la sociedad esa necesidad imperiosa, antropológica, de salir a correr. Del correr se ha pasado al triatlón. Y de esta disciplina, a la bici de carretera. Pues bien, lo que representa La Pedals de Clip es la sublimación de este modelo. El gusto por el ciclismo en mayúsculas. El que nos lleva directos al pasado. El que conecta con toda la épica de este bello deporte.

Románticos sobre ruedas

La Pedals de Clip PenedésCarles Soler y sus “compinches” de la Unió Ciclista Vilanova son unos románticos empedernidos. Y es que, si no, no se entiende que organicen una marcha cicloturista sin tiempos ni clasificaciones. Tan solo por el gusto de salir a pedalear… ¡menudos insensatos!

Encima, para hacerlo un poco más complicado, apuestan por las bicicletas de carretera clásicas, que ellos sitúan como las anteriores a los años 85-87, aquellas que no llevaban nada automático. Pedales de rastrales (Pedals de Clip, de ahí el nombre), palancas de cambio en el cuadro y cableado de freno por el exterior por encima del manillar. Se trata de máquinas como las que usaban ciclistas por ejemplo Sebastià Masdeu, Miquel Poblet, Vicenç Iturat, Josep Pesarrodona, José Luis Laguía, Pepe Recio o el propio Marino Lejarreta, el homenajeado de esta edición. O sea, una regresión al pasado en pleno siglo XXI. Como pillar el Delorean de Marty McFly, pero sin motor y a pedales.

El holandés volador

La Pedals de Clip RenaultEn mi caso, me estrenaba en esta loca y bonita aventura con una bici muy especial. Una Mercier entre rosa y morada con la que el holandés Joop Zoetemelk se proclamó vencedor de la Vuelta a España de 1979. Y con ella completé los 75 kilómetros del recorrido largo de La Pedals de Clip 2016 (la corta era de 47 km). Pasando por carreteras preciosas enmedio de los viñedos tan propios del Penedès. Carreteras secundarias, algunas de terciarias e incluso alguna pista que por momentos nos trasladaba a la épica de la Strade Bianche o la París-Roubaix.

Con avituallamientos de bocadillo, de pan con tomate, embutido, porrón y “pa amb vi i sucre”. Una cicloturista que está fuera de catálogo. Que no quiere competir con el resto porqué sencillamente juega en otra liga. Una ruta que todo amante de este deporte tiene que visitar como mínimo algún año. ¿A quién no le suena L’Eroica de la Toscana, verdad? Pues no dejen de anotarse La Pedals de Clip, en el Penedès, porqué pronto va a ser una de esas citas ineludibles en el cada vez más nutrido calendario cicloturista. Un auténtico placer.

Galería de fotos

FOTOS: La Pedals de Clip/Jordi Prats y Franc Lluis

 

Autor: Franc Lluis

Compartir en
468 ad

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This